Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Pedro Mª Pérez Notario
Domingo, 5 marzo 2017

¿Somos tontos o es que en Magdalena todo vale?

Marcar como favorita

Aquellos tiempos cuando en Magdalena todo se podía hacer ya pasaron, ¿estamos seguros? ¿o no es así?

 

 

Y no me estoy refiriendo a que en Magdalena Castellón fuese una ciudad sin ley, sino a la relajación y flexibilidad que se aplicaba en determinadas normas para pasarlo bien. Tampoco eran barbaridades, pero podías ir dos en vespino y no te decían nada (entonces estaba prohibido ir dos en motos de 49cc), podías ir en carromato y no te decían nada, había menos delincuencia y éramos más pueblo que ciudad, eso es cierto.

 

 

Pero volviendo a lo de “todo vale”. Para algunos esto se aplica todo el año. En Valencia, los gobernantes nombran a un “presunto delincuente” ya prescrito claro está, ponen al lobo a cuidar de las ovejas.

 

 

En Castellón nombran a dedo a uno que renuncia a su acta de concejal para que pase otro y ahora lo nombran jefe a dedo cobrando el doble de lo que hubiera cobrado de edil.

 

 

Y la ultima el “presuntamente famoso grupete” de un autoproclamado inquisidor salvador de almas festeras, que además es concejal, actuará el sábado 18 de Magdalena en la carpa de la cerveza que se ubicará en el antiguo recinto de mercados y ferias.

 

 

Contratados por la empresa que ha conseguido el contrato, tan pulcro y transparente como injusto y discriminatorio con las empresas y trabajadores de Castellón. Debe ser que sus colegas valencianos son mejores.

 

 

Tanta palabrería populista, tanta lección de honestidad, tanto despotismo con las tradiciones y cultura plural de Castellón. ¿Dónde queda todo esto?

 

 

Después de la casi nula probabilidad de que alguno de los colectivos festeros a los que ha puesto en la picota, defenestrándolos, insultándolos, poniendo en duda su honradez, tanto de la Junta de Festes anterior, como Gaiatas, Collas, Festes de Carrer e incluso Asociaciones de vecinos (les pongo mayúscula porque se lo merecen), su única y exclusiva actuación como viene siendo habitual los últimos años en Magdalena, será en una empresa privada a la cual el Ayuntamiento ha concedido un contrato de explotación de un negocio. Suculento negocio, por cierto.

 

 

Vergüenza ya sé que no tienen. Pero lo peor es que nos tomen por tontos. Cuatro años pasan rápido y hay que aprovecharlos. Antes de que nos echen deben pensar…, porque su coalición a tres bandas pende de un hilo, pero oiga, desde el principio en el Grao, no es nada nuevo.

 

 

En definitiva, que como antaño “en Magdalena todo vale”. Solo que entonces eran cuestiones insignificantes, lo suyo roza el cohecho además de una cara dura como el cemento.

 

 

Hale, todos a disfrutar del concierto!!! Y a cantar su famosa canción que dice:

 

Magdalena festa Plena menudo mogollón,

 

Las gaiatas ocupan nuestras plazas,

 

Los de la Comisión como en una procesión,

 

pululan como hormigas por las calles,

 

Vivimos en Castellón que desesperación,

 

Si te quieres divertir, muy lejos debes ir,

 

Aquí no te comes una mierda,

 

Y etc., etc., etc………creo que sobran palabras.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Martes, 7 marzo 2017 a las 09:30
Javier Costa
Mucho más festero es escuchar en la plaza mayor a los "llauradors" de turno, claro está, mientras durante años se ha vetado a grupos de Castellón, no afines al gobierno, actuar en la plaza del pueblo. La de TODOS.

Sin duda estábamos antes mejor, no hay duda (ironía), y si, en aquellos tiempos, no tan lejanos, si q valía todo, todo lo que querían los q mandaban sin escuchar al pueblo.

Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados