Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción CsD
Miércoles, 24 enero 2018
Policía Local

Vila-real cierra el 2017 con 110 delitos contra la seguridad vial y 186 denuncias por consumo de drogas y alcohol al volante

Marcar como favorita
Noticia clasificada en: Policía Local Vila-real

El incremento de los controles, dentro y fuera de las campañas de la Policía Local, ayudan a aflorar casos mayoritariamente en hombres de entre 25 y 35 años

La Policía Local de Vila-real ha cerrado el año 2017 con cerca de 300 casos de consumo de alcohol y drogas al volante, 110 de ellos catalogados como delito y el resto finiquitados con una denuncia administrativa.

 

            La concejala de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Silvia Gómez, y el intendente jefe de la Policía Local, José Ramón Nieto, han hecho balance de los controles de alcohol y drogas realizados a conductores y han desglosado los datos resultantes.

 

            “Se han producido 110 delitos contra la seguridad vial, es decir, tras comprobar que superan con creces los niveles permitidos, estas personas son derivadas a un juicio rápido como investigados”, explica Gómez. En total, de estas 110 denuncias, 98 de ellas han sido por alcoholemia (superando el límite de 0,60), siete de ellas por negarse a realizarse el test, dos por drogas (cuando queda acreditado que la persona tiene serias dificultades para circular) tres por conducción temeraria y nueve por no tener permiso de conducir.

 

            Por otro lado, los agentes han practicado numerosos controles de drogas y alcohol a los conductores, que han dado como resultado 110 denuncias administrativas por dar positivo en consumo de drogas y 76 por consumo de alcohol. De las denuncias interpuestas por drogas, se deduce que el 39,7% son por consumo de cocaína; el 46,9% por cannabis; el 3,6% por opiáceos y el 9,6% por conducir bajo los efectos de las anfetaminas.

 

            “Hablamos de resultados superiores al 2016, ya que en 2017 se han incrementado los controles nocturnos”, indica Gómez, quien señala que los delitos contra la seguridad vial han aumentado en 47 y las denuncias administrativas por alcohol son 43 más que en 2016. Tan solo desciende en ocho el número de denuncias administrativas por drogas.

 

            Por su parte, Nieto asegura que “estos datos no solo son el resultado de las campañas conjuntas y propias de fin de semana, Navidad o Semana Santa, sino que se incide mucho en los controles nocturnos y en otro tipo de controles que se realizan cuando se detecta la necesidad, por ejemplo, cuando se produce un accidente de tráfico, sea con o sin heridos”. Así, explica que “ante un accidente sin heridos, se realiza un test de alcoholemia, mientras que si hay heridos, además del de alcohol realizamos uno de drogas, con una simple muestra de saliva, aunque en ambos casos se ofrece también la opción de contrastar los resultados con una segunda prueba más exhaustiva”. No obstante, tal y como indica el responsable del cuerpo policial, “prácticamente nadie recurre los resultados” y destaca que en la mayoría de los casos, el perfil responde al de varón de entre 25 y 35 años.

 

            Las penas por conducir bajo los efectos del alcohol son de 500 euros, excepto que ya hubiera sido sancionado en el año inmediatamente anterior por exceder la tasa de alcohol permitida, así como al que circule con una tasa que supere el doble de la permitida, en cuyo caso serán 1.000 euros. La misma cantidad (1.000 €) abonará quien se niegue a efectuar la prueba, igual que la multa por consumir drogas al volante. Además, se suma la retirada de puntos, que va desde los cuatro a los seis, de manera automática.

 

            “Queremos que los vecinos se mentalicen de que una conducción segura exige tolerancia 0 a este tipo de conductas y que sepan que tanto las drogas, como el alcohol, deben ser evitadas incluso para ir a pie”, señala Gómez, quien asegura que “vamos a seguir en la misma línea de intensificar los controles” y recuerda que “el objetivo nunca es recaudar, sino evitar accidentes y muertes innecesarias”. 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados