Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 20 febrero 2018

Obsesión

Marcar como favorita

La obsesión, “Perturbación anímica producida por una idea fija o idea fija o recurrente que condiciona una determinada actitud”, solo por su definición tiene más de enfermedad que de racionalidad. Ante este contrastado hecho, claramente definido por nuestra Real Academia de la Lengua, es preocupante la obsesión de “algunos” por el idioma.

Creo que a nadie carente de obsesión le preocupa si alguien pronuncia o escribe Castellón o Castelló, solo hay que respetar, por cortesía, utilizar el primer topónimo en un texto en español y el segundo en un escrito o conversación en valenciano. Así de fácil.

 

Solo a los enfermizos obsesos puede molestar el uso de uno u otro, por lo que crear el dilema de la elección unilateral de Castelló para desterrar, solo por su españolidad, el término Castellón me parece eso, algún estado mental trastornado.

 

Alguien se ha olvidado de que tu libertad termina donde empieza la del otro y la imposición del “pensamiento único” solo tiene un calificativo, “fascismo”. De izquierdas, todo lo que ustedes quieran, pero “fascismo”.

 

La convivencia entre los ciudadanos de Castellón de la Plana no está amenazada por quitarle una “n” final a una palabra, los castellonenses están más preocupados por cosas a las que nuestro ayuntamiento no presta ni tan siquiera atención.

 

Es hora de que dejen de vendernos imposición por “progresismo” y “memoria histórica” por aleccionamiento con información tergiversada. Es hora de que los políticos a los que tan generosamente pagamos dediquen su tiempo a unir y no a dividir.

 

Ningún vecino de esta ciudad, a no ser que sea ideológicamente  obseso, le preocupa la diferencia entre Castelló y Castellón, quiere que aquellos que teóricamente le representan solucionen sus problemas, no que creen más de los que ya tiene.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Martes, 27 febrero 2018 a las 18:49
alfredo josé
Sr. Director, está bien su diagnosis pero peca de benévola. Lo de Castellón sin "n" es fruto del fanatismo y sectarismo de grupo municipal de Compromís, que no cejará en su empeño en lograrlo. Efectivamente, es obsesiva su intención, pero lo es más el fin que pretende, la catalanización de nuestra ciudad, y por extensión de nuestra provincia, como un paso más para la anexión de Castellón a los "Paisos Catalans" esa idea enfermiza y maligna que infecta nuestra sociedad, la pervierte y la enfrenta. Ese el es motivo y por ende el problema.

Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados