Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Antonio García
Miércoles, 7 marzo 2018

Orgullo

Marcar como favorita

Me pregunto si somos conscientes de lo que ha supuesto para Castellón y la provincia la Gala Nacional del Deporte y el Congreso Anual de Prensa Deportiva

 

Cuando se puso sobre la mesa la posibilidad de que Castellón acogiera la XXXVIII Gala Nacional del Deporte los árboles no te dejaban ver el bosque, la ilusión se imponía a la razón y aceptamos el reto con alegría desconociendo lo que se nos venía encima.

 

El éxito total de organización, a la que siento orgullo de haber aportado mi pequeño granito de arena, no ha sido producto de la casualidad.

 

Si orgullo siento de haber participado mucho más orgulloso estoy de haber trabajado con un equipo de gente al que el calificativo de espectacular le queda corto.

 

Fue el Villarreal CF, con su presidente Fernando Roig a la cabeza, quien generó la posibilidad de que la gala se celebrara en Castellón y el congreso en Vila-real. No solo hemos de agradecer al Villarreal CF su aportación económica, sin duda determinante, también hay que resaltar el equipo con que cuenta la entidad, su profesionalidad y capacidad de trabajo explican gran parte de los éxitos amarillos. Nunca es demasiado bueno destacar a nadie pero sería injusto no mencionar a Paloma Masó, miembro del equipo de protocolo y relaciones externas del club. Durante más de dos meses ha aguantado peticiones, ruegos y preguntas sin perder la sonrisa, sin una mala cara y siempre buscando soluciones, créanme que el “acoso” al que le hemos sometido acabaría con la paciencia de cualquiera. Gracias Paloma.

 

Ximo Puig, nuestro presidente, captó enseguida, en nuestra primera reunión, la oportunidad que la gala, más aún televisada, suponía para “vender” Castellón y la provincia. Dio las órdenes oportunas para que su equipo se pusiera inmediatamente a trabajar y colaborar con la organización.

 

Javier Moliner llegó a calificar el evento de prioritario y también dio las órdenes oportunas para que recibiéramos, como así ha sido, todo tipo de ayuda de la máxima institución provincial.

 

David Barelles, Subdelegado del Gobierno, se puso, con una amabilidad que me cautivó, inmediatamente a trabajar en pro de que no faltara seguridad y de que nada se dejara al azar.

 

Puestas las bases, un equipo de personas ha trabajado en la sombra durante dos meses y medio para que a XXXVIII Gala Nacional del Deporte haya sido un éxito.

 

Orgullo, un auténtico orgullo ha sido poder trabajar con nuestro presidente nacional, Julián Redondo, aprender de la calma y paciencia del “maestro” Osvaldo Menéndez, conversar con el espejo en que muchos periodistas deportivos nos miramos, Jesús Álvarez, compartir las prisas y el estrés de momentos puntuales con Alberto Gozalo, participar del aplomo de Miguel Ángel Yáñez, solucionar problemas sobre la marcha con el muy cercano, en la distancia y en trato, Paco Nadal, comprender que se puede trabajar sin perder el humor junto a Tomás Fraga a pesar de algún largo paseo nocturno poco deseado, siempre quedará esa anécdota en nuestro recuerdo, recibir lecciones de lo que “se cuece tras las  bambalinas” de un experto Pedro Pablo San Martín, reencontrarte, pasados más de cuarenta años, con quien dirigió tus primeros pasos en la radio, José Miguel Ortega, y charlar animadamente de añorados tiempos pasados con el palentino Carlos Urbaneja con quien me une la amistad compartida de viejos amigos comunes. Ha sido un orgullo y un honor trabajar a vuestro lado.

 

Pero permítanme que la palma, mi más preciado recuerdo sea para mis compañeros de la junta directiva de la Asociación de la Prensa Deportiva de Castellón (Fotografía). Es fácil “arrimar” el hombro con el ejemplo de tu presidenta, Yolanda Peris, incansable, exigente pero fácil de querer. Andrés Querol con quien durante días compartí centenares de horas en aquellas “misiones” que nos habían sido encomendadas contando siempre con su ayuda. Silvia Tirado, amable, dispuesta y sonriente a pesar de los obstáculos. Vicente Pla, lo más parecido a “Pepito Grillo”, con sus constantes mensajes de  ánimo. Edu Chova, compañero  por encima de todo. Y  José Antonio Luque, encargado muchas veces del desagradable “papeleo”, su forma de hacer las cosas transmite tranquilidad. Creerme amigos, el mayor premio ha sido trabajar con vosotros, tener por seguro que os habéis ganado mi amistad, mi cariño y mi respeto.

 

Quiero terminar con un recuerdo a las esposas de los periodistas de toda España que acudieron al Congreso Nacional. Una de mis funciones fue acompañarles por casi toda la provincia haciendo algunas veces hasta de improvisado guía turístico. Una experiencia maravillosa por el trato que de ellas recibí y los buenos ratos que pasamos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados