Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 15 marzo 2018

Delincuencia consentida

Marcar como favorita

Protección de Datos multa a WhatsApp y Facebook por compartir datos de usuario. Lo primero que se me ocurre es la curiosidad de que algo que no existe, la protección de datos, sea capaz de multar a alguien.

La agencia, de alguna forma hay que llamar a un ente imaginario, ha dictado una resolución en la que concluye la existencia de dos infracciones graves de la Ley Orgánica de Protección de Datos, sancionadas cada una con 300.000 euros: una de ellas a Whatsapp, por comunicar datos a Facebook sin haber obtenido un consentimiento válido de los usuarios, y otra a Facebook, por tratar esos datos para sus propios fines sin consentimiento.

 

Al margen de que la cantidad de la multa, para estas empresas, es irrisoria, es como si a usted le multan con cinco céntimos, suena a descarada propaganda, supongo que con el único fin de tapar la realidad de la inexistente, al menos jamás aplicada, Ley Orgánica de Protección de Datos.

 

Creo que ninguno de ustedes, queridos lectores, estará libre de haber recibido en su correo electrónico o en su teléfono móvil o fijo llamadas de empresas, incluidas las de telefonía, ofreciéndoles sus productos de comunicación, energéticos, financieros o de cualquier otro tipo. Cierto es que para reírse de la Ley y del sufrido receptor de la llamada suelen utilizar comercializadoras, algunas de ellas fantasma. Pocas veces la llamada recibida se produce directamente de la empresa que solicita su compra, saben demasiado como para arriesgarse a que usted pueda denunciarles. Otro caso de acoso telefónico, incluso a través del correo normal, con nombre, apellidos y dirección incluidos,  se produce desde las ONGs, que “pesaditos” se ponen.

 

La Ley Orgánica de Protección de Datos es un fraude, no se aplica. Es una vergüenza que cualquier empresa tenga tu teléfono, tu dirección  e incluso datos de tu vida privada como el nombre de la empresa para la que trabajas o el número de hijos.

 

Usted, créame, puede comprar por internet listados enteros de clientes potenciales para su empresa en la que le proporcionarán , profesión, nombre, apellidos, dirección, correo electrónico, teléfono y hasta situación financiera de cada uno de los ilegalmente recogidos en el mencionado listado. Hay “empresas” que se dedican impunemente a transgredir la ley ofreciendo estos servicios.

 

La delincuencia en este tema, consentida por el Estado y la Justicia, se produce a diario sin que los ciudadanos tengamos la más mínima oportunidad de defendernos. Ha llegado el momento en que coger una llamada procedente de un número desconocido puede suponer tener que atender durante minutos a un incansable e ineducado interlocutor que quiere venderte lo que sea y como sea con la ventaja de saber más de tu vida que tú mismo.

 

No es una sorpresa ya comprobar que la Justicia y el Gobierno  de este país miran para otro lado en los asuntos que les conviene, sobre todo si de bancos o multinacionales hablamos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados