Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

VOX
Miércoles, 11 abril 2018

Recuperando Memoria Histórica: José Antonio Ortega Lara

Marcar como favorita

Todo va tan deprisa en nuestros días que los hechos que ocurren hoy, en un año se olvidan, desaparecen, se esfuman. Y En España somos muy propensos a ello. O a lo peor ¿nos impulsan a borrar nuestra memoria?

 

 

Castellón, 11 de abril de 2018.- 

 

Cuando uno milita en un partido político es, de todo punto necesario, sentir como propia la ideología y valores que defiende pero, no es menos importante, que los componentes de dicha formación, sean un modelo a imitar y también un referente para cualquier persona.

 

Desde VOX nos sentimos orgullosos de contar entre nosotros a gente que han entrado de lleno en la historia de nuestros país y que, muy a pesar suyo, ocupó portadas de medios de comunicación durante muchos, demasiados, días, al convertirse en el hombre que tuvo el secuestro más largo de la banda terrorista ETA, estuvo 532 días encerrado en un zulo.

 

Se trata de José Antonio Ortega Lara que el día 17 de enero de 1996 era secuestrado por un comando etarra en su casa de Burgos, al regresar de su trabajo en el Centro Penitenciario de Logroño. Dos días después ETA asumió la autoría del secuestro y exigió, para su liberación, el traslado de presos a cárceles situadas en territorio vasco.

 

532 días más tarde, el 1 de julio de 1997, la Guardia Civil tras una ardua labor de investigación, logró liberar al funcionario de prisiones. Se encontraba en un zulo de 3m. de largo, por 2,5 de ancho y 1,8 de altura, sin ventanas de ningún tipo, en una nave industrial abandonada muy cercana al río Deva. Unas condiciones de humedad y de oscuridad, sólo dispuso de una pequeña bombilla, infrahumanas.

 

Ese 1 de julio, la Benemérita, después de detener al comando que lo custodiaba, y tras haber hecho una vigilancia extensa en el tiempo y con gran profesionalidad, detectó que allí podría estar encerrado Ortega. Asaltaron la nave, por si hubiera terroristas dentro, y se hicieron acompañar por el sanguinario Bolinaga, quien a sabiendas de que allí se encontraba su rehén, en todo momento lo negó.

 

Durante varias horas, los hombres de la Guardia Civil, peinaron la nave, sin encontrar ni una sola pista. El juez Garzón, presente en el registro, tenía ganas de acabar el registro, ya que no se encontraba nada, pero la insistencia de los agentes que, creyendo en sus investigaciones, sabían que allí tenía que estar insistieron.

 

Fue entonces cuando, una pieza móvil detectada en una pesada máquina, la empujaron a mano y se abrió una rendija que daba paso a la cárcel de Ortega Lara. Por esa rendija se deslizó un agente y encontró agazapado en ese cubil al hombre más buscado de España, que pensaba que había llegado su hora y llegó a pedir al que él pensaba que era un terrorista que acabara ya con su vida.

 

23 kilos de peso había perdido, además de masa muscular  y densidad ósea, además de estrés, ansiedad y depresión. Pero resistió, se recuperó, salió adelante y, lejos de amilanarse y encerrarse en una vida plácida y cómoda, decidió luchar por los valores que él creía y defendía.

 

Se afilió al PP y no quiso ocupar puestos de relevancia sólo que pensaba que tenía que dar su apoyo a sus valores. Posteriormente, y ante la deriva políticamente correcta y giro a la izquierda del mismo, en 2014, junto con otros  fundó el partido VOX, en el cual sigue siendo un referente icónico.

 

José Antonio Ortega Lara lleva en su ADN la impronta que tiene VOX en su ideario. La valentía, la capacidad de sacrificio, el amor por la libertad, la defensa de la Unidad de España y el respeto por la Ley.

 

Esta es la memoria Histórica que vale la pena recordar, la valentía de un hombre que estuvo a punto de ser matado de hambre por gente para la que la vida humana no tiene ningún valor. Baste recordar que, la acción inmediata por la liberación de nuestro compañero, fue el secuestro y asesinato posterior de Miguel Ángel Blanco.

 

Creemos que todos debemos sentirnos orgullosos de que gente de la talla de Ortega siga activo en lucha para recuperar la dignidad de España

 

 

 

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados