Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 26 mayo 2018

Sistema caducado

Marcar como favorita

España es diferente, aquí no vale casi nada de aquello que está consolidado en centenares de países. Nuestro sistema democrático ha tocado fondo y la clase política es, con diferencia, la más criticada, se lo han ganado a pulso durante décadas.

Desde que los “padres de de la patria” elaboraron nuestra Constitución todo aquel que quiso enterarse se dio cuenta de la gran cantidad de lagunas que tenía y de la falta de interés de los políticos para desarrollarla y tapar sus carencias y deficiencias.

El tiempo ha demostrado que estas lagunas, carencias y deficiencias han sido el terreno abonado para convertir nuestra política en el estercolero en que se ha convertido.

 

Con un Código Penal y un Código Civil más cercanos al cuaternario que a la  realidad actual y una Constitución al servicio de los partidos políticos, y lejana al ciudadano, España puede considerarse hoy  un país incapaz de consolidar sus cimientos democráticos, y manejado durante décadas por intereses partidistas y personales.

 

Las irresponsabilidades políticas llegan a tal punto que me quedaría corto si afirmara que más del 80% de nuestra clase política debiera haber dimitido, haber sido procesada o haber sido inhabilitada.

 

Comenzaron, intento ser breve, con la inacción de luchar contra la E.T.A, alguien deberá explicarme algún día el porqué de que ningún partido en el poder, desde la muerte de Franco, tuvo el más mínimo interés en acabar con la banda de asesinos terroristas, siguieron con el asalto al poder de las autonomías con el único fin de manejar la que hasta ese momento había sido la caja central, continuaron creando cerca de 400.000 puestos y cargos políticos destinados a ”fabricar” profesionales del supuesto trabajo por el bien común y colocar a todos aquellos que  habían arrimado el hombro para la consecución del Estado de las Autonomías, a la postre la ruina del Estado y la mayor traición jamás cometida contra España.

 

No tardó en llegar el 23 F y la más que sospechosa expulsión de Adolfo Suárez de la política. Algún día sabrán la verdad de ese día, si se la cuento no me van a creer y terminaría también preso, en mi caso no político, sería por delito de odio, ¡cómo les gusta!

El fracaso por corrupción de la época González, a quien el pueblo español había dado la confianza del “cambio necesario”, fue el siguiente escalón. Cuando D.Felipe  González Márquez se quiso dar cuenta ya  estaba rodeado de  “chorizos”.  El “Caso Filesa” dejó acreditada por el Tribunal Supremo la financiación irregular del PSOE  con más de 1.200 millones de pesetas obtenidos de forma ilegal, curiosamente hoy nadie lo recuerda mientras el propio PSOE prepara una moción de censura porque el PP ha copiado sus métodos. Ni Sánchez puede llegar a más ni el PSOE a menos.

 

La financiación de Podemos, presuntamente proveniente de Venezuela, Cuba e Irán no parece tener trascendencia habida cuenta de que la gran mayoría de los medios de comunicación, corresponsables de cometer la estupidez de elevar a cotas de popularidad irresponsables a Pablo Iglesias y su banda, no hablan del asunto para que no les recorten la publicidad.

 

Los que van de pulcros, Ciudadanos, a pesar de que llevan cuatro días en esto, ya están investigados por el Tribunal de Cuentas por entregar las del “Gran Capitán”.

 

Han consentido, mirando para otro lado y presumiendo de salvadores de la patria, los delitos de traición y secesión de los que insultan a España y a los españoles considerándonos, incluso, como raza inferior por un delincuente al que han permitido ser presidente de la mayoría de catalanes a los que quiere eliminar. Fascismo y racismo ante el que nuestros partidos más representativos se pliegan.

 

Cuando la porquería baja por la ladera, tarde o tempano llega a la costa. Eso es lo que ha ocurrido en Valencia con la financiación ilegal de PSOE-PSPV y Compromís a pesar del esfuerzo titánico, copiando el modelo ERE andaluz, por echar tierra al asunto, acallar a los medios y contar mentiras al ciudadano.

 

Antes de llegar a Valencia, pasó por Castellón. Ejemplos claros los tenemos en la política de personal de nuestro ayuntamiento donde se ha convertido a la Policía Local y a la Banda de Música en  jaulas de grillos al mismo tiempo que el afán de controlar marxista ha desembocado en la autoproclamación de la concejal Sara Usó en presidenta de la Junta de Fiestas ante la negativa de Juanvi Bellido en prestarse a ser su marioneta. En este último caso no he podido dejar de pensar en Jesús López, que poco han tardado los demócratas de pacotilla en  confirmar aquello  de que “otro vendrá que bueno te hará”.

La desgracia, así la considero, de nuestro actual Gobierno Municipal se ha culminado con la intención de “liquidar” el topónimo Castellón solo por su españolidad, olvidando que esta ciudad fue fundada por un rey de Aragón.

 

Hace solo unas horas, Santiago Abascal, Presidente de VOX afirmaba: “España es el fin al que queremos servir, si alguna vez detectan que VOX se ha convertido en un instrumento en si mismo, como ha ocurrido con el resto de partidos políticos, échennos a la hoguera”. 

Parece que hay alguien que sí tiene claro para lo que hay que estar en política, que pena que esta lección moral no sea tomada en consideración por los que ahora tienen el poder.

 

El sistema, válido para muchos países desarrollados, no es útil para España. Aquí el deber no existe, los juramentos se incumplen y la política es una profesión. La conclusión es clara, a pesar que nuestro sistema jurídico tenga enormes lagunas lo que sobra es la gran mayoría de la clase política, centenares de miles de “chupópteros” que viven del cuento con salarios millonarios y casi una veintena de autonomías que generan miles de millones de euros de gastos y ningún beneficio, al mismo tiempo que crean españoles de 1º,2ª,3ª y 4ª categoría.

 

Savia nueva, savia nueva, por favor, el hedor es insoportable.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados