Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 29 mayo 2018

Vamos bajando la cuesta…

Marcar como favorita

El ambiente que se respira está cada vez más enrarecido, lo malo es que nadie parece dispuesto a purificarlo, más bien al revés, los esfuerzos se dirigen a “sacar tajada” aplicando aquello de “a río revuelto, ganancia de pescadores”

La crispación social que se vive en Cataluña comienza a tener todos los síntomas de enfrenamiento ciudadano entre aquellos que han cometido el “grave error” de sentirse españoles y los que consideran a estos de raza inferior por el hecho de serlo.

 

Desde la gran mayoría de los partidos políticos, en vez de calmar los ánimos, se dedican a echar leña al fuego con comentarios más propios de descerebrados que de responsabilidad política.

 

Si aplicamos el 15,5 en vez del 155 difícil va a ser rescatar Cataluña, y ya gran parte de nuestra comunidad, del racismo separatista.

 

Y claro, cuando el ambiente se enrarece, “todo se pega menos la hermosura”.

 

Si empezamos por las Redes Sociales solo se me ocurre pensar que nuestros legisladores están muy ocupados y que la Fiscalía sigue de vacaciones. Alguien debiera poner coto al insulto, la amenaza continua y la bajeza moral con que se utilizan estos medios, creados para la comunicación y usados para trasgredir todas las leyes, empezando por la no escrita de la educación.

 

Quedan cuatro días, si alguien no pone remedio, para que usted sea agredido por la calle y sus bienes sean destruidos solo porque se le ha ocurrido la brillante idea de sentirse español. De hecho ya ha empezado, solo que aún son casos contados, miento, tapados.

 

El otro día les comentaba que creo, sinceramente, que más del 80% de nuestros políticos, muy especialmente los del arco parlamentario, debieran estar imputados, detenidos o inhabilitados. Cada día estoy más convencido de que, en este comentario al menos, me avala la verdad. Todos quieren convencernos de la corrupción del otro y, generalmente, tiene más que ocultar el dedo acusador que el acusado. Intentar acceder al poder a través de acusar púbicamente a quien lo posee de hacer lo mismo que haces tú me parece indecente y aquellos que se prestan a ayudar para sacar beneficio de la mentira y la traición son aún más sinvergüenzas que aquellos a quienes solo les mueve el poder.

 

Cuando se pierde el norte empiezan a aparecer los problemas más cotidianos, más cercanos al pueblo, ya que los políticos abandonan sus tareas para dar rienda suelta a sus ideologías y sus ambiciones personales o partidistas.

 

No ha tardado en llegar la toma de poder del mundo de la fiesta por el brazo político previsto, en este caso Sara Usó. No crean ni por un momento que ha sido un accidente, el plan estaba tramado con premeditación y alevosía. Con lo que no contaban era con que Juanvi Bellido se iba a negar a dejar sus funciones en manos de quien no debe realizarlas, solo había que ver el ambiente de euforia que rodeaba a sus promotores el día de su elección. Vaya chasco se han llevado. La idea era hacerse con el poder de la fiesta pero sin que nadie se enterara bajo el lema marxista de hacer humo sin que se vea el fuego.

 

Se han dedicado horas y horas a “cargarse” el topónimo de nuestra ciudad, ya hay quien empieza a preguntarse cuanto está costando y de donde está saliendo, por su sola españolidad, sin que la ciudadanía castellonense se hubiera planteado jamás la necesidad y con el acostumbrado analfabetismo histórico de la izquierda ignorando que la fundación de Castellón de la Plana fue obra de un rey aragonés que no hablaba valenciano, mucho menos catalán que prácticamente ni existía.

 

Algunos hasta piden ahora poner en marcha las desaladoras ignorando, más bien queriendo ignorar, su inviabilidad económica, eso sí, demandando que sea el Gobierno Central quien las pague ya que el costo no está al alcance de los ayuntamientos.

Si ponemos en marcha las desaladoras, pagamos el sueldo a todos los “sin papeles”, abrimos el grifo de la sanidad, la educación y la vivienda indiscriminadamente e incrementamos copiosamente las jubilaciones ya me contarán de donde vamos a pagar las pensiones el mes que viene.

 

Pero que falten fondos en la caja para atender las necesidades de quienes les votaron no es un problema para ellos con su buen plan de jubilación, sus sueldos millonarios y, por si acaso queda “pasta”, sus blindadas jubilaciones hasta el fin de sus días.

 

La lengua les trae por la calle de la amargura. Puede ser usted el último, el más inútil de los médicos, pero si habla catalán puede que hasta sea Jefe de Servicio. Si es usted el mejor pero no “parla català” no tiene puesto en la sanidad pública ni de celador. Más complicado al parecer es averiguar que hay que hacer para ser Director de la Banda Municipal de Música de Castellón o miembro de pleno derecho de nuestra Policía Municipal, el misterio sigue en manos del autor del Código Da Vinci.

 

El sectarismo racista con que aplican la política lingüística, unos por acción y otros por omisión, provocaría risa si no fuera porque a la larga causará  graves problemas en nuestra educación y en nuestra economía. Ah! También hay dinero para eso, no faltan subvenciones generosas para todos aquellos que dedican sus esfuerzos a desterrar todo lo español de nuestra comunidad, provincia o ciudad. Como lo que se premia es este esfuerzo, eliminar lo español, tiene toda la lógica del mundo la concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad a la UJI que anunció ayer nuestra alcaldesa Amparo Marco.

 

“Vamos bajando la cuesta…que arriba en mi barrio se acabó la fiesta”

 

Lo malo es que la estamos bajando de culo y sin frenos, al menos mientras sigamos en manos de quienes estamos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados