Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 2 junio 2018

Que viene el lobo…

Marcar como favorita

El cuento del pastor y el lobo ha sido escenificado a la perfección por todos los grupos políticos del arco parlamentario, quiero dejar esto claro porque fuera de él aún queda dignidad, para llegar a un punto deseado por todos aquellos que tienen a España por enemigo.

El cuento es largo, comenzó allá por el 23 de junio de 1993 cuando José María Aznar protagonizó la primera de las numerosas cobardes traiciones que el PP ha hecho a este país. Ese nefasto día el Sr.Aznar cerró todas las emisoras de Radio Nacional de España no ubicadas en capital de provincia con excepción de Marbella, con Jesús Gil no se atrevía, Mérida y Santiago de Compostela por ser capitales de comunidad y La Línea por el temor a la invasión mora de la zona y el conflicto de Gibraltar. El objetivo no era ahorrar, en aquella época, con Radio 5 en marcha, se cerraron la únicas emisoras rentables por su facturación publicitaria. El motivo era dejar el camino expedito al Grupo Prisa de su amigo Polanco para que se quedara con el monopolio publicitario y de opinión. A esta decisión siguió la de cerrar Antena 3 Radio, era el único paso que faltaba para que Prisa, abanderada del PSOE controlara el mercado y la opinión. Nadie ha tenido la valentía de señalar a Aznar como el primer gran traidor.

 

Les cuento esto para que se den cuenta de que lo de La 6, La cuatro y las cadenas socialistas autonómicas, sumadas a las separatistas de ETB y TV3 no ha sido una casualidad, un desliz de Rajoy, es algo que el PP viene haciendo, vaya usted a saber por qué, desde hace décadas.

 

Todos los que estábamos “en el ajo” ya intuíamos por aquel entonces que esto acabaría mal. Hemos tenido que esperar 25 años para asistir hoy, en el  Congreso de los Diputados a la entrega de España por parte de aquellos que no han querido defenderla durante un cuarto de siglo a pesar de contar  con legislaturas con mayoría absoluta donde podían haber recortado el poder desigual, mezquino, y antiespañol que la nefasta Ley Electoral reconoce a los separatistas traidores.

 

Queda claro, principal culpable de lo que hoy se ha consumado el PP.

 

Los carroñeros están siempre vigilantes de la debilidad de la presa y la inacción del PP, la falta de valentía de Rajoy para solucionar el proceso separatista de Cataluña y los medios de comunicación vendidos a la causa se lo han puesto a huevo.

 

España será gobernada, por primera vez en la historia por un señor que no es ni parlamentario, en eso la ley le ampara aunque siga siendo gracioso, un personaje cuya ambición personal es capaz de conseguir que se siente a pactar con asesinos etarras, separatistas vascos, “podemitas” defensores de la delincuencia común, antiespañoles descendientes en su ideario político del asesino Lluís  Companys y, tristemente para nosotros, con aquellos valencianos renegados que quieren hacer desaparecer nuestra comunidad para integrarla en los “Països Catalans” que ahora sí podrán constituirse con el traidor Sánchez al frente de un Gobierno que tendrá que hacer muy serios esfuerzos para acreditar su legitimidad.

 

 

Quedan flecos de esperanza con la savia nueva de nuestra política. Ayer, el mismo día que nos robaban Castellón y España,  en Santander, Santiago Abascal, Presidente de VOX afirmaba:

 

"Para usted y para nosotros España es lo primero, para los que están en el Congreso no, porque unos la odian, otros la desprecian y otros no se atreven a amarla".

 

Creo que no se puede decir más claro en tan pocas palabras.

 

Vayan diciendo adiós a las libertades conseguidas con esfuerzo democrático durante décadas, el pensamiento único, el lobo, el que no está conmigo está contra mí, ha llegado. También vayan despidiéndose de la pequeña recuperación del estado del bienestar, entre que gastan sin medida y los peajes que van a pagar a los asesinos y separatistas para mantener el culo en el sillón, el dinero volará más rápido, miren que es difícil, que cuando gobernó el iluminado Zapatero.

 

 

 

Es duro, pero no es una falacia: Siempre que han mandado estos hemos terminado en quiebra o en guerra civil. Del mal el menos, espero que sea lo primero, podremos esperar a que otro Gobierno de derechas, o al menos moderado, recupere lo que Sánchez y sus legiones van a tirar por la borda.

 

Ya, ya sé…soy un facha estúpido, es su forma de intentar callar a quienes no estamos a su servicio, pero el tiempo, no hay mejor juez, me dará la razón. Desgraciadamente, créanme que lo siento, no me equivocaré.

 

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados