Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción CsD
Jueves, 7 junio 2018

Libertad, libertad, sin ira…libertad…

Marcar como favorita

No me gustaría pecar de catastrofista, sobre todo porque tendré que aguantar a los de siempre los insultos de facha y demás ocurrencias que suele tener la izquierda para quien no piensa como ellos, pero puedo asegurarles que me angustia la situación que vivimos. Jamás pensé que vería en España un recorte de libertades tan brutal como el “pensamiento único” ha realizado.

Ayer, Mariano Rajoy presumía de habernos dejado una España mejor que la que él encontró.

 

No es mejor la España que preside un okupa que no ha ganado nada en las urnas. No es mejor España la que ofrece a sus millones de votantes una derecha en bancarrota, desprestigiada por su indolencia. No es mejor España la que ha vuelto a dar alas a los separatistas en Cataluña porque usted no se atrevió a aplicar el artículo 155 con la contundencia y severidad que requería la situación. 

 

Bueno, don Mariano, también nos deja, y multiplicado por diez, el silencio ante el odio de ese problema. Usted, con su mayoría absoluta, pudo haber revocado la Ley del rencor, la Ley de la Memoria Histórica, y no se atrevió. Usted, con su mayoría absoluta, podría haber emprendido la reforma de la ley electoral, tan injusta, tan rebosada de agravios comparativos entre los españoles. Y no sólo no se atrevió, sino que gracias a ella ha sido usted expulsado por esa amalgama de antiespañoles, estalinistas y proterroristas que se sientan en un escaño del Congreso por una bolsita de votos que caben en un paquete de Pipas Facundo. Usted recibió una nación en mal Estado, pero con Estado, y nos deja una nación recuperada económicamente, sin prestigio internacional, con el Estado en ruinas y entregada a un pacto entre traidores, perdedores, cantamañanas, estalinistas, independentistas y proterroristas cuyos votos, en su totalidad, son imprescindibles para que Gobierne el títere que le ha dado la patada. ¿Es mejor esta España que aquella que se encontró? No, don Mariano. Usted nos ha dejado noqueados. Indolencia ante la corrupción. Indolencia con Cataluña durante cinco años... Y este es el resultado. España en manos de una caricatura barata del pésimo Zapatero. 

 

Estos dos párrafos no son míos, los firma una mente mucho más preclara que la mía, Alfonso Usía…ya, ya sé…otro facha.

 

Nos sorprendemos de que un Gobierno tripartito en Vall d’Uixó sea capaz de llevar el odio hasta el derribo de una cruz rompiendo el consenso de todos los alcaldes democráticos de la reciente historia de España, perdón por esta última palabra, sé que les molesta tanto como las cruces. ¿Cómo puede sorprendernos? Tenemos un Presidente del Gobierno, un okupa de Moncloa, capaz de llegar al sillón con los votos de los asesinos de sus compañeros de partido. ¿No tiene memoria, o no tiene honor?

 

Al parecer ni honor, ni neuronas sanas, ya me dirán si no como es posible afirmar:”Tenemos un concepto no nacionalista del término nación”

 

La libertad sin ira que los españoles nos dimos tras la transición en las primeras elecciones democráticas, las realizadas en la Republica se ha demostrado que tuvieron poco o nada de democráticas, se la “han cargado” de un plumazo con una nefasta, mentirosa y tergiversadora de la verdad Ley de Memoria Histórica al servicio fascista del pensamiento único.

 

Nos imponen el idioma en un aldeanismo propio de la estepa rusa y persiguen con ansiedad e instintos asesinos a quienes se empeñan en hablar español.

 

Dirigen la educación de nuestros hijos con tal necedad que convierten a nuestros jóvenes en analfabetos funcionales, solo aprenden matemáticas y nuevas tecnologías mientras les cuentan que la bandera de España la diseñó Franco.

 

En Madrid se ha llegado a demostrar el aleccionamiento gay y lésbico a los niños mediante un programa que llaman igualdad de género y que realmente está destinado al fomento de la homosexualidad. Gabriel Hugo Araujo ha ganado un recurso y ha conseguido que su hijo no reciba esas “clases” tuteladas, además, por homosexuales.

 

Lo de las cruces les supone, me refiero a la progresía izquierdista nacional, una verdadera pesadilla. Para ellos cada Cruz es un símbolo fascista, nadie les ha explicado que Nuestro Señor Jesucristo y Francisco Franco no fueron contemporáneos porque aquellos que les dirigen solo tienen como fin acabar con la religión y los valores morales de toda una civilización que han hecho posible la convivencia y el desarrollo durante siglos.

 

Nos quitan el nombre de nuestras ciudades, los nombres de calles dedicadas a insignes españoles basándose en la mentira de la memoria histórica, elevando a los altares a asesinos como Lluís Companys o Largo Caballero y llevando a la hoguera republicanos tan ilustres como Gonzalo Queipo de Llano o Emilio Mola, sublevados al grito de “Viva la República” y después traicionados por sus compañeros de armas, el último asesinado por orden de Franco en Alcocero de Mola, al menos quedó su nombre en el lugar del atentado, el 3 de Junio de 1937.Odian, sin haber leído una sola palabra suya, a José Antonio Primo de Rivera, promotor de la “lucha de clases” en la difícil España de principios de los treinta y asesinado con el consentimiento de Franco. La falta de cultura y la “Mentira Histórica” les pierde.

 

Están a punto de conseguir, si no lo han conseguido ya, a través del odio y el rencor, las dos Españas, la confrontación entre ciudadanos y regiones con el solo y único fin de destruir la patria, a mí no me da vergüenza pronunciar esta palabra.

 

“Todo por el pueblo, pero sin el pueblo”, lema del despotismo, ha sido aplicado ayer en La Vall y, poco a poco, se irá extendiendo rápidamente por el resto del territorio nacional porque no se crea ni por un momento que a la progresía de izquierdas le importa lo más mínimo la ciudadanía, solo sirven como votantes aleccionados que permiten su dictadura de pensamiento único.

 

A esta España que los políticos traicionan y los cobardes abandonan la quieren convertir en un redil de ganado fácil de dirigir. Pero se olvidan de que el pueblo español jamás se ha rendido al enemigo.

 

Ah! Se lo prometo…mañana, hablamos del Gobierno

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados