Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción CsD
Martes, 12 junio 2018
Democracia Nacional

Sánchez le abre las puertas de España a 1.200 millones de africanos

Marcar como favorita
Noticia clasificada en: Provincia Refugiados

Duro comunicado de Democracia Nacional contra la política de "abrir la caja de los truenos" de la inmigración masiva

Reproduciimos íntegramente el comnicado.

 

 

Pedro Sánchez, junto a sus colaboradores Joan Ribó, Mónica Oltra, Ada Colau y, como siempre, casi todos los medios de comunicación del R78, acaban de abrir la caja de los truenos.

 

La negativa de Italia a aceptar a los más de 600 inmigrantes que van en el barco Aquarius ha llevado a Sánchez a tomar la decisión de que dicho barco sea acogido en Valencia (España) Y decimos “inmigrantes” porque es lo que son. No son “refugiados”, no huyen de ninguna guerra, no son solicitantes de asilo, nadie les persigue en sus países por sus creencias ni por su ideología. Son simples inmigrantes económicos que huyen de las condiciones de vida y de la explosión demográfica africana. Huyen con la colaboración de las mafias de la inmigración ilegal, asentadas en Libia desde que en el año 2011 la OTAN, Estados Unidos y la UE (incluida la España gobernada por el PSOE en el que militaba Pedro Sánchez) invadieron y arrasaron el país, derrocando a Gaddafi, que era un muro de contención de la inmigración ilegal ¿dónde estaban entonces los “humanitarios” Sánchez, Ribó, Oltra y Colau?¿no les afectaban los bombardeos sobre la población civil y los miles de muertos con la bendición del PSOE? Dice al alcalde Valencia que no quiere otro caso como el del niño Aylán ¿cuántos Aylán han muerto en Siria, Libia, Palestina o Yemen en los últimos años?¿y qué pasa con las miles de chicas y mujeres agredidas sexualmente, violadas o asesinadas por manadas de estos falsos “refugiados”?¿por qué nadie se acuerda de ellas?

 

Desde entonces, Libia se ha convertido en el centro de toda la inmigración ilegal desde África hacia Europa. Hasta hace unas semanas, el destino de los inmigrantes era Italia. El Pedro Sánchez italiano, Mateo Renzi, ha estado durante siete años, enviando a la marina italiana a las costas de Libia y, con la ayuda de las ONGs y en directa colaboración con las mafias, ha estado llevando a los inmigrantes a Italia por cientos de miles. Se calcula que más de 500.000 africanos han entrado de esta manera en Italia. Pero los italianos han dicho basta y en las últimas elecciones han dejado muy claro que están hartos de que les tomen el pelo. ¿Acaso Italia es el único país del planeta que ha de cumplir “la legislación internacional”? ¿Qué pasa con el resto de países que limitan con Libia?¿qué pasa con Egipto, Turquía, Túnez o Argelia?¿por qué no llevan a los inmigrantes allí?¿por qué no los llevan a Israel o a Arabia Saudí, que son los principales responsables de la guerra de Siria?

 

 ¿Por qué nadie nos pregunta nuestra opinión?¿qué “obligación legal” tiene España de llevar a sus costas a un barco que los traficantes de seres humanos han soltado a cien metros de las costas de Libia?¿quién pilota ese barco?¿quién está detrás de ONGs como Médicos Sin Fronteras, cuyo presidente, Bernard Kouchner, se hacía fotos con el líder de los terroristas del ELK, apoyaba los bombardeos de Belgrado y la invasión de Iraq?¿dónde estaban todos estos “humanitarios” durante las guerras de Libia y Siria? estaban mirando hacia otro lado mientras la OTAN y los Estados Unidos apoyaban a los terroristas mercenarios islamistas contra los legítimos gobiernos de Gadafi y Assad?¿de verdad nos tenemos que creer que estas ONGs las montan cuatro socorristas de playa?¿quién les paga esos barcos gigantescos?¿qué van a hacer con todos esos inmigrantes cuando lleguen a Valencia?¿los van a devolver a África o, como nos tememos, se van a quedar en España?¿dónde van a vivir y trabajar?¿los soltarán por la calle?¿quién va a asumir la responsabilidad legal de los delitos que cometan? ¿los van a meter en la renta universal valenciana que incluye también a los inmigrantes ilegales?¿va a traer también Sánchez a los próximos cincuenta barcos que Italia se niegue a acoger?

 

 De nuevo, y como hicieron durante la crisis de los falsos “refugiados sirios”, nos hacen chantaje emocional para que desconectemos el cerebro, para que no nos hagamos preguntas y no veamos lo que está pasando. El barco Aquarius es una tragedia, sí. Toda África lo es pero meter toda África en España no va a solucionar nada. Al revés. España se convertirá en África. No nos engañemos, el anterior gobierno del PP, con el zoquete de Zoido al mando del Ministerio del Interior, también estaba trayendo inmigrantes ilegales por miles y, como nadie se lo echaba en cara, como ni PSOE, ni Podemos, ni Ciudadanos, ni ningún medio de comunicación le criticaba, como parece que a la población española le da igual lo que está pasando y que sus hijos y nietos sean extranjeros en su propio país, como le salía gratis, lo seguía haciendo. Importar en masa inmigrantes de África y del Islam es una política de Estado, de Régimen. Infórmate sobre el PLAN KALERGI. Todos están de acuerdo. Aún más, es una política de la UE. Ya dijo el presidente Juncker que “Europa está acabada sin la inmigración africana”. Hay que largarse de la UE cuanto antes.

 

A partir de hoy, 1200 millones de africanos y todas las mafias de la inmigración ilegal lo tienen claro. Cerrada la ruta italiana, España es su destino.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados