Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Domingo, 17 junio 2018

Todo lo que no mejora es susceptible de empeorar

Marcar como favorita

El Pleno sobre el Estado de la Ciudad ha dejado claras las posturas irreconciliables, no podía ser de otra forma, entre el “tripartito” y la oposición. La pregunta del millón es si esta ciudad ha mejorado algo desde la llegada al poder del “Pacto de Grau”.

La opinión general, esa que importa muy poco a los políticos que siguen negándose a bajar a la arena de los ciudadanos, es  que poco o nada ha cambiado y que algunas cosas han empeorado.

 

Los motivos del fracaso de la legislatura son varios. Las diferencias entre PSOE y Compromís han sido siempre evidentes y el pensamiento sectario de los segundos ha contagiado a un partido socialista irreconocible. La puntilla a la posibilidad de un gobierno lógico la ha dado, siempre que ha podido, Castelló en Moviment imponiendo criterios absurdos propios de su populismo.

 

El tiempo dirá si al PSOE le ha salido rentable ceder tanto y aplicar políticas sectarias impropias de la tradición socialista para mantener el sillón de una alcaldesa.

Digo que será el tiempo porque la transparencia en la gestión, esa de la que tanto presumen, brilla por su ausencia

 

El “desmadre” ha sido de tal magnitud en algunas fases de la legislatura que Begoña Carrasco, Presidenta de PP de Castellón, llegó a ofrecer los votos de su partido a Amparo Marco para que se desligara de la “tiranía” de Compromís, postura a la que veladamente también se acercó Ciudadanos. Eso fue mucho antes de darse cuenta de que la Alcaldesa no solo estaba empeñada en seguir la hoja de ruta del “pensamiento único”  si no que cada día sus posturas eran más radicales.

 

Cuentan que cuando estás en una reunión de diez personas y piensas que los otros nueve son tontos, hay muchas posibilidades de que el tonto seas tú.

 

Algo de esto es lo que pasa con el “pensamiento único” sectario de Compromís y con el populista de Podemos, se enfrentan al mundo para imponer sus ideas al precio que haga falta a pesar de ser minoría, y algunos, como es el caso del PSOE valenciano y castellonense, se dejan atrapar en sus redes por “tocar pelo” en el poder.

 

La última aventura emprendida ha sido la del “Aquarius”. Personalmente nada me ha sorprendido la rapidez con que el PSOE Castellonense, alcalde por alcalde, se ha apuntado a la propaganda pro refugiados del ya famoso barco. Hace mucho tiempo que el Gobierno Municipal y regional están instalados en la chorrada de la “multiculturalidad” fomentando toda la ayuda posible a refugiados, sobre todo si son musulmanes, en detrimento de la atención a los necesitados españoles.

 

Son tan obtusos de pensamiento, supongo que no lo harán por otros más oscuros e indeseables intereses, que son incapaces de ver la colonización que el Islam está realizando en Europa. Puede que algo de culpa tenga la bien pagada y obediente prensa europea que  sigue ocultando las violaciones, ya casi masivas, en Suecia, Finlandia, Alemania y Austria, a lo que hay que añadir la preocupante islamización de Inglaterra, Francia y Bélgica donde ya existen ciudades y barrios tomados por el terror de la Sharia.

 

Al parecer ese es el modelo que socialistas y sectarios separatistas quieren para España. Es curioso lo de estos últimos, les dan asco los españoles y están como locos por abrir las fronteras a los irracionales musulmanes que matan cristianos  y violan a sus mujeres en el nombre de Alá.

 

Muamar el Gadafi, presidente libio, afirmó, mucho antes de ser derrocado del poder, que “vamos a conquistar Europa gracias a las leyes europeas”. Qué razón tenía.

 

En el mundo musulmán más radical es corriente encontrarte con la afirmación de que “conquistaremos Europa con el vientre de nuestras mujeres”.

 

Estos politiquillos progres del tres al cuarto son incapaces de ver que los musulmanes residentes en Europa ya tienen cuatro hijos por cada niño europeo que nace. Si a esto añadimos el empeño y la moda de acoger refugiados indiscriminadamente, no tengo la más mínima duda de que mis biznietos llevarán chilaba o serán pasados a cuchillo.

 

El Islam es la gran amenaza de nuestra civilización y hay que tomar medidas urgentes. La primera, sin duda, es quitar de sus cargos, a través de las urnas, a todos estos pseudointelectuales que fomentan la estupidez de la “multiculturalidad”.

 

Y no me vengan con la tontería de facha o racista. Me da exactamente igual el color de la piel de quien está a mi lado siempre que respete mis ideas y no intente matarme por ser cristiano o violar a mi hija por llevar minifalda.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados