Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 20 junio 2018

Sin medida

Marcar como favorita

Los datos que manejamos a diario, provenientes de la información política con la que nos machacan, nos permiten asegurar, sin temor a equivocarnos, que este país no tiene medida

El lunes, sin ir más lejos, Amparo Marco y Ali Brancal “se tiraron por la ventana”, contraviniendo todas  las reglas de la libertad de expresión y pensamiento, intentando aleccionar a la prensa para su servicio a la hora de tergiversar las informaciones sobre violencia machista mientras Francisco Serrano, juez de familia en excedencia, expulsado de la carrera por “corrección política” y alguna que otra sentencia dudosa o errónea, afirmaba: “De cada 100 denuncias por maltrato, 5 son reales” para añadir acto seguido que “el adoctrinamiento sexual a  menores es un disparate”.

 

El “okupa” de La Moncloa, Pedro Sánchez ya ha tomado medidas desmedidas contradiciendo todo aquello que prometió en sus discursos de Moción de Censura e investidura. “Prometer hasta meter, una vez metido, nada de lo prometido”

 

Ha metido al PSOE y a su ego en el  Gobierno para incumplir cada una de sus promesas.

 

A día de hoy nada de elecciones, su intención es agotar la legislatura con casi más ministros que diputados.

 

Ha concedido, suponemos que para impedir huelgas y manifestaciones, 9 millones de euros extra a los siempre fáciles de comprar sindicatos.

 

Planifica una subida generalizada de impuestos mientras se hace fotos, 600 periodistas cubrieron el acto propagandístico, con los inmigrantes ilegales, de refugiaos tienen lo que yo de torero, del Aquarius y pone en marcha el efecto llamada que ya ha movilizado a cientos de miles de moros y subsaharianos camino de Melilla.

 

Anuncia, a través de su Ministro Marlaska, que quitará las concertinas y bayonetas, que el PSOE instaló,   de las rejas de Ceuta y Melilla.

 

Se queda quieto mientras no se permite al Rey ir a Girona cuando curiosamente  el monarca es recibido en la Casa Blanca.

 

Mantiene a Ministros imputados por la misma corrupción que oficialmente fue el motivo para derrocar a Rajoy y mintió en su currículum de manera más descarada que Cifuentes.

 

Pretende que se desboque la mentira a través de la Memoria Histórica, sin el más mínimo respeto a los miles de asesinados por su partido entre 1931 y 1936 ni a los miles de fusilados por las tropas republicanas durante la guerra civil, con el único fin de volver a dividir al pueblo español y mantener así su sillón.

 

El español que hable bien del régimen de Franco podría ser condenado hasta a dos años de carcel según la nueva ley que prepara "Iluminado II" Sánchez. Pura libertad de expresión socialista marxista. No se lo pierda, dicen las malas lenguas que Ciudadanos apoya la moción.

 

Ya se anuncia que la publicidad volverá a TVE, ¡cuánto luchó el PSOE por quitarla y arruinar el Ente Público! De algún sitio hay que sacar dinero para pagar sueldos a “sin papeles”, además de darles vivienda y sanidad gratis.

 

Vamos a volver a la destrucción masiva de puestos de trabajo que vivimos en el Gobierno Zapatero si como se pretende se aprueban subidas generalizadas  de salarios.

 

Se quitarán los peajes de autopistas que el Gobierno no podrá mantener a no ser que se vuelvan a subir todos los impuestos relacionados con el automóvil y se atente gravemente contra una de las industrias más potentes y que mayor número de empleos sostiene como es la fabricación de coches.

 

La última “pasada de frenada” es la intención de volar el Valle de los Caídos.

 

La mejor respuesta, no podía ser de otro, ha sido la de Santiago Abascal, Presidente de VOX: “Dejad la PAZ a los muertos, la LIBETAD a los españoles y la HISTORIA a los historiadores. ¡Cafres!”

 

Quieren exhumar y desterrar a Franco, lo que supondrá un grave contratiempo para la izquierda ¿A quién echarán la culpa entonces de sus tropelías?

Jamás perdonarán al dictador que les ganara la guerra que ellos empezaron.

 

Mientras todo esto ocurre el pueblo sigue calladito, se acabaron las amenazas de huelga y las manifestaciones, sin darse cuenta que “el precio de desentenderse de la política es el ser gobernado por los peores hombres” (Platón)

 

Ya no hay líderes, “los verdaderos líderes políticos deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo” (Nelson Mandela)

 

Por último, no quiero aburrirles más, se consumará la irresponsabilidad de destruir el Plan Energético Nuclear al que solo le falta la puntilla, con lo que seguiremos pagando la energía más cara de Europa mientras seguimos siendo los obreros peor pagados del continente.

 

Ni una sola decisión tomada con moderación, hay que “cargarse” todo y lo antes posible.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados