Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción CsD
Sábado, 1 septiembre 2018
Almassora

Un informe examinará el estado del edificio protegido del IES Falomir de Almassora antes de ampliarlo

Marcar como favorita
Noticia clasificada en: Almassora

Las obras de Edificant se adecuarán a la resistencia y patologías del bloque original

El Ayuntamiento de Almassora ha culminado la memoria para la solicitud a la Conselleria de Educación de la delegación de competencias que permita evaluar la estructura del IES Álvaro Falomir, paso previo a las obras de ampliación del centro. Tanto éstas como la propia evaluación del edificio, valorada en 56.950,05 euros, están financiadas con cargo a la Generalitat Valenciana.

 

El objeto del documento es la realización de un examen estructural del edificio catalogado para determinar su capacidad portante, su resistencia residual, las patologías existentes de los distintos elementos resistentes, su previsible durabilidad y aptitud de servicio para una vida útil de al menos 25 años. Dado que las conclusiones de la evaluación afectan directamente a la viabilidad de las distintas opciones de intervención en el edificio, es un requisito previo para determinar el tipo de actuación y proceder a la redacción del proyecto.

 

El IES Álvaro Falomir está construido en una parcela de 9.941,45 metros cuadrados en suelo urbano dotacional docente. Está formado por una edificación principal en forma de H y diversas construcciones auxiliares. El bloque principal se encuentra catalogado, según consta en la ficha número 40 del Catálogo Municipal de Bienes Inmuebles Protegidos, y es en el que se realizará la evaluación estructural. Posee una protección individual parcial, se incluye en el Movimiento Moderno y debe ser conservado.

 

Por tanto, cualquier intervención necesaria “deberá mantenerse fiel a las características del edificio original, evitando cualquier elemento que pudiera distorsionar su lectura”, según la información de los técnicos locales. Consta de 3.640,64 metros cuadrados distribuidos en planta baja y dos alturas. Se encuentra en estado general de conservación medio, en el que se aprecian ciertas patologías como roturas de ladrillo caravista en esquinas junto a pilares. Recientemente fueron restauradas las marquesinas de hormigón de la fachada.

 

Los trabajos previstos incluyen el estudio de la documentación existente en cuanto a cimentación, estructuras, uniones y zona por donde discurren las instalaciones de saneamiento y abastecimiento. En estos trabajos figurará también la localización de anomalías y daños en la estructura del edificio, posibles humedades y su inspección con técnicas no destructivas.

 

Completadas las actividades de recopilación y revisión de datos mediante pruebas “in situ” y los ensayos de laboratorio, el contratista elaborará el correspondiente informe de evaluación estructural. Éste determinará la viabilidad la intervención a elegir y la consiguiente redacción del proyecto básico y de ejecución. El informe de evaluación de la estructura será suscrito por arquitecto, técnico competente en materia de seguridad estructural.

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados