Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 9 octubre 2018

Seísmo en la “voz de su amo”

Marcar como favorita

Les he comentado varias veces que con la llegada del seísmo electoral nos íbamos a reír. El domingo, y ayer lunes, no fueron una excepción, el tsunami posterior al seísmo de Vistalegre inundó de pánico los medios de comunicación adictos al régimen, es decir, a la mayoría.

Fue digno de ver el miedo, más bien pánico, con el que la gran mayoría de los profesionales tuvieron que aceptar el reto de dar la noticia del “llenazo” de VOX en Vistalegre. Tras el éxito de la convocatoria no podían obviar la noticia y a VOX como habían hecho hasta ese momento, estaban obligados a informar para que “no se les viera demasiado el plumero”.

 

Cada uno tomó su decisión. Antena 3 Noticias eligió la más digna, solo el domingo, 25’’ de noticia pero sin mentiras, los sociólogos advierten que las noticias de duración superior a 28’’ dejan tiempo al telespectador para empezar a pensar sobre el tema y ese es un riesgo que no se puede correr si de VOX y elecciones hablamos. En las informaciones de ayer lunes cayó en el mismo error, supongo que tras recibir las órdenes oportunas, del resto de las cadenas.

 

La gran mayoría eligió el camino más fácil, el menos profesional, mentir descaradamente para desprestigiar el acto y el partido de Santiago Abascal. Había que buscar la forma de inculcar a los “borreguitos” del otro lado de la pantalla nuevas etiquetas para VOX, la de “facha” ya está muy manida y empieza a no hacer efecto. Se les ocurrieron dos en las que todo el espectro de “la voz de su amo” se puso de acuerdo: “VOX es machista y racista”

 

Si no fuera porque sé del trabajo que ha costado en VOX llegar hasta aquí me hubiera partido de risa pero los comentarios manipuladores de la gran mayoría de mis compañeros de profesión me causaron más pena que rabia, mucho menos alegría, a pesar de ser completamente previsibles si la convocatoria resultaba, como resultó, un éxito total.

 

Ahora resulta que es machismo pedir la igualdad entre hombre y mujer y que se derogue la Ley de Violencia de Género que constituye un atentado al Art.-14 de nuestra Constitución por imponer la declaración de una mujer sobre la de un hombre solo por razón de sexo, una Ley que vulnera todos y cada uno de los derechos del hombre al retirarle la presunción de inocencia y el derecho a su defensa mientras acepta las denuncias sin una sola prueba aportada. Es machismo pedir que se retiren los cientos de miles de euros en subvenciones concedidas a cientos de asociaciones que viven del chollo de la violencia de género mientras el número de víctimas aumenta a pesar de que el Gobierno destina cada vez más dinero, evidentemente de forma errónea, a intentar atajar el problema.

 

La Ley de Violencia de Género y el derroche del Estado en su aplicación se han demostrado inútiles, las cifras lo demuestran.

 

Es racismo pedir que se deporte a aquellas personas que cruzan ilegalmente nuestras fronteras, es decir, que la gran mayoría de los países democráticos de nuestro entorno más  EEUU y  Canadá son países racistas, no hablemos de los países asiáticos, muchos de ellos musulmanes, donde te pueden cortar el cuello por traspasar ilegalmente sus fronteras.

 

Sacar las frases de contexto, poner en boca de los responsables de VOX  cosas que no se dijeron en Vistalegre y editoriales más propias de la época de Franco que de la supuesta democracia que vivimos ha sido la norma general de unos medios de comunicación que han vendido su conciencia y su profesionalidad  a las órdenes marxistas y a los contratos publicitarios, subvenciones encubiertas incluidas, de las instituciones.

 

VOX propone el cierre de la autonomías, pero no por Decreto Ley como es habitual en la izquierda, sino consiguiendo en el Parlamento los votos suficientes, dentro de la legalidad constitucional, para hacerlo. Y lo propone porque la gran mayoría de los ciudadanos piensa que son nuestra ruina y las generadoras de desigualdad entre españoles.

 

Por último, haré referencia a la palabra más utilizada por los mentirosos mandados de turno, “ultraderecha”. He seguido de cerca la trayectoria de VOX en los últimos años, he acudido a sus ruedas de prensa, mítines y charlas, hasta he tenido entrevistas en exclusiva y reuniones privadas con sus líderes nacionales, regionales y locales, y puedo asegurarles que jamás he oído a nadie hablar de que en VOX haya un pensamiento político, al revés, siempre he oído a sus líderes hablar de que VOX es un instrumento para mejorar España donde todos los pensamientos políticos tienen cabida siempre y cuando no se intenten imponer.

 

No se dejen engañar, no voten a VOX si no les gusta, pero no porque les mientan desde unos medios de comunicación mandados por los partidos políticos a los que VOX quiere retirarles sus multimillonarios privilegios. VOX es odiado por la izquierda porque representa todos los valores que ellos quieren liquidar, empezando por la libertad del individuo, y odiado por la derecha por la defensa de esos valores a los que ellos han renunciado para dormir cómodamente en lo políticamente correcto.

 

La izquierda, incapaz de lavar la gran cantidad de ropa sucia que tiene en su casa, ha sacado del poder al PP, por la corrupción de unos pocos,  con la colaboración de golpistas, asesinos y secesionistas.

 

A VOX, la izquierda, como no puede acusarle de otra cosa, le acusa de ser de “ultraderecha” porque las mentiras siempre han sido útiles para la “revolución”, más aún cuando estamos en plena creación del nuevo “frente popular” que sí les dejará a ustedes sin derechos y libertades como históricamente ha ocurrido. A VOX, la derecha, como no puede acusarle de otra cosa, le acusa de ser “ultraderecha” porque defiende los valores que ellos han perdido y porque puede restarle muchos votos. Al mismísimo José María Aznar le traicionó el subconsciente ayer en la Cadena COPE cuando le dijo a Carlos Herrera que posiblemente 700.000 antiguos votantes del PP votarán a VOX. Esa cifra, junto con los propios simpatizantes y afiliados del partido que lidera Santiago Abascal, supone la entrada a las instituciones de VOX y el posible retroceso electoral de Cs y PP.

 

Por eso, solo por eso, no por su inexistente ideología política, tienen pánico a VOX.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Castellón Diario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados