1.500 puestos de trabajo tras autorizar 61 proyectos de energías renovables en la Comunitat Valenciana

Se han evaluado 107 proyectos sujetos a esta fecha límite.

 

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que los 107 proyectos de energías renovables que debían ser evaluados por la administración autonómica el miércoles, han sido revisados «en tiempo y forma», con un dictamen favorable en 61 proyectos que representan inversiones por 859 millones de euros.

En una rueda de prensa el mismo día en que se estableció la fecha límite para que los proyectos recibieran una Declaración de Impacto Ambiental (DIA), Puig destacó,

La Generalitat ha cumplido con el objetivo que se había planteado para llegar a este hito a tiempo y de manera adecuada.

Además el ‘President’ agradeció el esfuerzo de los funcionarios y consellerias involucrados: Economía Sostenible, Medio Ambiente y Política Territorial.

En particular, se evaluaron 107 proyectos sujetos a esta fecha límite, los cuales recibieron la evaluación ambiental en el plazo previsto. 61 de ellos obtuvieron una declaración favorable, equivalentes a 1,356 MW, lo que equivale al consumo anual de 578,000 viviendas y generará inversiones de aproximadamente 859 millones de euros. Además, según Puig,

Su construcción y mantenimiento creará 1,500 empleos en un año.

31 proyectos recibieron una declaración desfavorable y 15 fueron desestimados por parte de las empresas. Según el presidente, estas cifras representan un aumento del 57% en la potencia generada con energías renovables en la Comunitat Valenciana.

Entre los principales motivos por los cuales estos proyectos no han sido autorizados, Puig ha señalado fundamentalmente razones medioambientales y repercusiones paisajísticas, así como la imposibilidad de conectarse a la red eléctrica y, en algunos casos, problemas relacionados con la «consistencia y solvencia» de los proyectos presentados.

En cuanto al tipo de instalaciones autorizadas, de los 61 proyectos que siguen en marcha, 56 son de plantas solares (1.168 MW) y cinco son de energía eólica (188 MW).

Según informa el gobierno autonómico, al resolverse estos expedientes en plazo, no se tendrá que ejecutar ningún aval a los promotores. Más de la mitad de los 107 proyectos presentados continúan con su tramitación y, al mismo tiempo, hay otros que están «en proceso» en otros procedimientos y «en las próximas semanas y meses se irán autorizando», según ha precisado Puig.

MÁS DE LA MITAD DE ENERGÍA SERÁ RENOVABLE

Según ha destacado el presidente, estas cifras suponen un aumento del 57 por ciento en la potencia generada con energías renovables en la Comunitat Valenciana.

Se está logrando que más de la mitad de las energías renovables generadas en la Comunitat Valenciana provengan de fuentes renovables, lo que da un balance favorable en el cambio de paradigma de nuestra producción energética y sitúa a la Comunitat Valenciana en disposición de superar los objetivos de descarbonización de 2030.

Puig ha presentado el contexto energético en el que se encuentra la Comunitat Valenciana: se han autorizado proyectos con una potencia de generación de 1.358 MW, mientras que actualmente la potencia instalada en la Comunitat, entre no renovables y renovables, es de 8.317 MW, 2.373 de fuentes renovables.

Según explica el Consell, también hay pendientes de resolución otros proyectos cuyas autorizaciones dependen del Ministerio y que suman 1.123 MW adicionales. Además, hay otros proyectos que no necesitan obtener una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que también se están tramitando. Igualmente se suman a estos las instalaciones de autoconsumo de energías renovables ya instaladas, con una potencia de 472 MW.

PROTESTA ANTE EL PALAU

Por otro lado, un grupo de activistas se ha reunido frente a las puertas del Palau de la Generalitat, durante la reunión, para expresar su desacuerdo con la gestión de las energías renovables.

Gritando «renovables sí, pero no así», han mostrado pancartas con mensajes como «No a la especulación energética- Renovalia y fondos buitre» y «No se puede salvar el planeta destruyendo la naturaleza».

Imagen de Freepik