15 detenidos en Benidorm, Finestrat y Polop por fabricación y distribución de anfetaminas y marihuana

15 detenidos en Benidorm, Finestrat y Polop por fabricación y distribución de anfetaminas y marihuana

Los investigadores estiman que la droga incautada, una vez seca y procesada, tendría un valor de casi un millón de euros en el mercado negro.

 

Agentes de la Policía Nacional han arrestado a un grupo de 15 individuos en las localidades alicantinas de Benidorm, Finestrat y Polop, por presuntamente formar parte de una organización delictiva dedicada a la producción y distribución a nivel nacional de marihuana y anfetaminas. Durante la operación, se decomisaron un total de 1.441 plantas de marihuana en estado avanzado de crecimiento, así como 90,5 kilogramos de cogollos ya recolectados y 13 kilogramos de picadura de la misma sustancia.

Según informó la Policía Nacional en un comunicado, los detenidos se dedicaban supuestamente a la producción a gran escala de marihuana, utilizando propiedades aparentemente abandonadas y alejadas de áreas pobladas. En dichos lugares, instalaban toda la infraestructura necesaria para el cultivo, procesamiento, elaboración y almacenamiento de la sustancia, con el objetivo de posteriormente transportarla hacia otras regiones del territorio nacional.

La investigación se inició a finales del año 2021 y resultó en numerosas vigilancias de las viviendas, a través de las cuales los agentes encontraron «evidencias claras» que indicaban la posibilidad de que hubiera plantaciones de marihuana en interiores (‘indoor’).

Los investigadores se centraron en identificar a los miembros de la organización, quienes posiblemente habrían ocupado algunas de las viviendas bajo investigación, según la Policía.

Durante el desarrollo de la operación antidroga, los investigadores del Grupo de Estupefacientes de la UDyCO, con el apoyo de funcionarios de la Unidad de Prevención y Reacción, ambos pertenecientes a la Comisaría de Policía Nacional en Benidorm, llevaron a cabo cinco registros en diferentes viviendas ubicadas en Benidorm, Finestrat y Polop.

Algunas de estas viviendas eran unifamiliares y aparentemente habían sido adaptadas por los sospechosos para albergar grandes cultivos hidropónicos de marihuana en interiores, con una «infraestructura suficiente para el tráfico a gran escala en todo el territorio nacional».

Adicionalmente, se sospecha que los investigados habían manipulado el suministro eléctrico de algunas de las viviendas a través de conexiones ilegales a la red, con el fin de «evitar pagar las exorbitantes facturas generadas por este tipo de cultivos». Como resultado, la Policía estima pérdidas económicas que oscilan entre los 15.000 y 40.000 euros.

Durante los registros, los agentes incautaron un total de 1.441 plantas en avanzado estado de crecimiento, 90,5 kilogramos de cogollos de marihuana ya recolectados, 13 kilogramos de picadura de marihuana, así como herramientas utilizadas para la recolección, secado y tratamiento previo a su distribución.

Además, se descubrieron cuatro vehículos, algunos de ellos de alta gama, presuntamente adquiridos con los beneficios obtenidos de la venta y distribución de estas drogas, y utilizados por la organización en beneficio propio.

Relacionados  Operación contra el tráfico de drogas con 17 personas detenidas en Oropesa, Villarreal y Castellón

A lo largo de la investigación, la policía judicial constató que el grupo estaba «perfectamente coordinado y organizado para la producción de sustancias estupefacientes a gran escala», distribuyendo las responsabilidades entre sus miembros.

Plantas de marihuana bajo custodia las 24 horas

Se sospecha que parte del personal de la organización tenía la responsabilidad del mantenimiento de las plantas, mientras que otros miembros aparentemente se encargaban de adquirir los materiales necesarios para su cuidado y crecimiento. Por otro lado, se cree que algunos individuos del grupo se encargaban de vigilar y proteger las plantas las 24 horas del día, con el objetivo de evitar que otras bandas criminales se apoderaran de ellas.

Durante la operación, también se confiscó un arma de fuego de calibre 9 milímetros, completamente cargada y lista para su uso, así como dos armas simuladas, un puño americano y una defensa extensible. Se presume que los investigados tenían en su posesión estas armas para protegerse de posibles ataques por parte de otras organizaciones criminales, a pesar de no contar con los permisos necesarios para su tenencia.

Máquina prensadora de anfetaminas

Durante el registro, los investigadores también descubrieron una máquina prensadora industrial de «gran capacidad», que supuestamente era utilizada por la organización para comprimir pastillas o tabletas de anfetaminas. En el momento del hallazgo, los troqueles y tipografías todavía tenían restos recientes de sustancias anfetamínicas.

La Policía señaló que estas máquinas prensadoras, de naturaleza altamente exclusiva, generalmente se encuentran e incautan en operaciones policiales que desmantelan laboratorios dedicados a la producción a gran escala de sustancias ilegales altamente perjudiciales para la salud. Además, los agentes confiscaron cerca de 100 gramos de polvo de anfetamina preparado para ser prensado.

Los investigadores estiman que la droga incautada, una vez seca y procesada, tendría un valor de casi un millón de euros en el mercado negro.

La operación condujo al arresto de 15 personas, con edades comprendidas entre los 22 y los 69 años, acusadas de delitos relacionados con el tráfico de drogas, pertenencia a una organización criminal, fraude de fluido eléctrico, tenencia ilegal de armas y ocupación ilegal de propiedades. Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Benidorm, que ordenó el ingreso en prisión de los líderes de la organización.

Esta operación ha permitido desmantelar a esta banda que operaba a nivel nacional desde la ciudad de Benidorm y poner fin a un laboratorio «altamente activo», tanto en la producción de marihuana como en la fabricación a gran escala de anfetaminas.