15 personas investigadas en Castellón por cazar aves con red japonesa i ‘parany’

El uso de la liga, como de redes para atrapar animales se halla de manera expresa prohibida tanto por la Directiva 79/409/CEE, relativa a la conservación de aves silvestres, como por la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

 

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Castellón ha investigado a quince personas acusadas de delitos contra la flora y la fauna al ser sorprendidas cazando aves con medios y artes prohibidas en diferentes localidades de la provincia. Se trataba de la caza a través de la modalidad ‘parany’ y red japonesa.

El ‘parany’ consiste en una trampa para pájaros preparada en los árboles donde se ponen unas ‘perchas’ (maderas con hendiduras) a las que se le ponen unas ‘varetas’ empapadas en una sustancia adhesiva ‘liga’ para apresar a las aves.

Las aves son atraídas cara el interior de los árboles con la ayuda de reclamos electrónicos, de forma que al posarse sobre las perchas empapadas en este pegamento, se adhiere al plumaje perdiendo la capacidad de vuelo y cayendo al interior del Parany, que se halla rodeado con algún género de red o malla donde quedan atrapados.

El uso de la liga, como de redes para atrapar  animales se halla de manera expresa prohibida tanto por la Directiva 79/409/CEE, relativa a la conservación de aves silvestres, como por la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, al tratarse de métodos de caza masivos no selectivos.

Los guardias civiles han salvado ciento dos aves de diferentes especies, zorzales, curruca capirotada y un mochuelo común y los ha liberado en el medio natural. Por otra parte, más de ciento diez aves fallecidas han sido entregadas a los centros benéficos.

Igualmente, se ha requisado un enorme número de aparejos empleados en este práctica ilegal como varetas, perchas, reproductores electrónicos de sonidos y altavoces.