18 personas detenidas y 55 investigadas en el robo de 110 toneladas de algarroba

La algarroba ha aumentado sensiblemente su valor en poquísimo tiempo y la Comunitat Valenciana es la principal productora mundial de esta legumbre.

 

La Guardia Civil y la Policía de la Generalitat han detenido a dieciocho personas y están investigando a otras cincuenta y cinco por presuntamente participar en el robo de más de ciento diez toneladas de algarroba.

Las detenciones se han efectuado en el marco del operativo especial de vigilancia y control de la trazabilidad de cultivos de algarroba desarrollado en las últimas semanas, concretamente en las regiones de Camp de Túria y la Ribera Alta.

En el dispositivo conjunto entre Guardia Civil y la Policía de la Generalitat, se han inspeccionado 6 almacenes. En uno de ellos se han detectado «graves irregularidades» y se han intervenido más de sesenta y cinco toneladas de algarroba de las que no se podía justificar su procedencia. Además de esto, se han identificado 6 trabajadores ilegales, especifica la administración autonómica por medio de un comunicado.

La Policía de la Generalitat asimismo ha inspeccionado dos fruterías con «graves irregularidades», con el resultado de un detenido y un trabajador ilegal. Además, ha localizado dos vehículos con algarrobas sustraídas.

QUINTUPLICADO EL PRECIO

La algarroba ha aumentado sensiblemente su valor en poquísimo tiempo y la Comunitat Valenciana es la primordial productora mundial de esta legumbre, que ha quintuplicado su coste en los últimos tiempos, por lo que cada vez se cotiza más en el mercado tanto nacional como internacional dadas sus múltiples propiedades y usos, manifiestan desde la Generalitat.

Este género de operativos se efectúa en cooperación y servicios conjuntos de agentes de la Policía de la Generalitat con los equipos ROCA de la Guardia Civil, en especial del cuartel de Llíria y Sueca.

La primordial línea de actuación de este dispositivo es el control de la documentación, concretamente a través del documento de acompañamiento de trazabilidad agrícola (D.A.T.A), el registro de productor agrícola no propietario (REGEPA) y el contrato alimentario.

A las personas detenidas e investigadas se les atribuye presuntamente falsificación de documentos, robo y apropiación indebida de en torno a ciento diez toneladas de algarroba.