835.000 euros para luchar contra los mosquitos de la provincia de Castellón

El Plan Provincial de Diputación incrementa un 30% el número de tratamientos respecto a 2021.

 

La Diputación de Castellón prevé una inversión de ochocientos treinta y cinco mil euros en sus presupuestos de #MésCastelló de este año dos mil veintitrés para el Plan Provincial contra los Mosquitos con el propósito de reducir al límite las molestias que estos insectos producen a la población residente y los turistas.

Así lo ha anunciado el presidente de la Diputación, José Martí, quien ha explicado que el operativo, que se sostiene activo los 12 meses del año, contempla un treinta por ciento más de tratamientos terrestres que el precedente contrato que venció a fines del año dos mil veintiuno. Asimismo ha comentado que estos trabajos se efectúan con un costo inferior al del contrato que estuvo en vigor en dos mil veinte y dos mil veintiuno, que representaba un gasto anual de 1 millón de euros.

Siguiendo las indicaciones de los especialistas, las fumigaciones van a ser esencialmente terrestres, si bien, por si fuera preciso, el Plan contempla la posible realización de 6 sesiones de vuelos, que, conforme establece la normativa europea actual, solamente se van a poder desarrollar bajo ciertas condiciones y con la anterior autorización de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública cuando se generen intensos capítulos de lluvia que imposibiliten el acceso por tierra a zonas anegadas.

A este respecto, la Diputada provincial de Medio Natural, María Jiménez, ha recordado,

Los tratamientos terrestres son más efectivos que los aéreos pues estos últimos se dirigen solo a las larvas al tiempo que los terrestres actúan contra larvas y mosquitos adultos.

El propósito es lograr la mayor eficiencia posible en una materia que «está meridianamente condicionada por el cambio climático y que ha de ser prioritaria para el conjunto de las administraciones», ha dicho Jiménez. En este sentido, la Diputada ha recordado que la Diputación aplica los tratamientos en marjales y zonas húmedas, al paso que las actuaciones en áreas urbanas son competencia de los municipios.

María Jiménez ha explicado para finalizar la relevancia de que los dueños y dueñas de parcelas poco cuidadas o en situación de abandono en zonas de marjal o de playa,

Procedan a su acondicionamiento a fin de que dejen de ser el hábitat ideal para la proliferación de los mosquitos y cobijo de individuos adultos.

Ha concluido.