A prisión por el atropello tras una discusión vecinal en la Vilavella

A prisión por el atropello tras una discusión vecinal en la Vilavella

La Audiencia lo considera autor de un delito de homicidio en grado de tentativa, siendo la sentencia firme sin posibilidad de recurso.

 

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Castellón ha dictado sentencia condenatoria con una pena de prisión de tres años, a un individuo que intentó acabar con la vida de un vecino al embestirlo con el vehículo que conducía, tras un altercado surgido por una disputa relacionada con la comunidad de vecinos del edificio donde residían en la localidad de la Vilavella.

El tribunal lo considera culpable de un delito de homicidio en grado de tentativa, aplicando la circunstancia eximente incompleta de alteración psíquica, ya que en el momento de los hechos se constató que el acusado sufría un trastorno con conductas agresivas e impulsivas.

Como parte de la sentencia, el condenado queda prohibido de acercarse a menos de 500 metros de la víctima y de comunicarse con ella por cualquier medio durante un lapso superior a tres años a partir de cumplir la pena de prisión.

Esta decisión judicial, que es definitiva y no susceptible de recurso, fue emitida tras un acuerdo de conformidad entre la Fiscalía y la defensa respecto a los hechos, la calificación del delito y la pena.

Los sucesos tuvieron lugar alrededor de las 14:30 horas del 1 de enero de 2023, cuando el acusado y la víctima entablaron una discusión desde el portal y un balcón del décimo piso, respectivamente.

Tras un intercambio de palabras, el agresor, desde la calle, instó a su vecino a resolver el conflicto bajando. La víctima descendió y observó al otro individuo subiéndose al automóvil de su madre, estacionado cercano. Acto seguido, con intención de matar, el agresor avanzó hacia él con el vehículo, inicialmente despacio y luego aumentando la velocidad gradualmente.

Relacionados  En marcha un nuevo Juzgado de lo Penal en Castellón

A pesar del intento de protegerse, la víctima fue alcanzada por el automóvil, que subió a la acera y la impactó en una rodilla, quedando atrapada entre el vehículo y la puerta de un garaje. Posteriormente, el agresor abandonó el lugar y se retiró a su domicilio.

Familiares del herido y otros vecinos tuvieron que mover el coche manualmente para liberarlo. La víctima sufrió lesiones en la rodilla que tardaron 109 días en sanar. Previamente al juicio, la madre del agresor transfirió 7.000 euros a una cuenta judicial como compensación por los daños derivados del delito cometido por su hijo.