Abierto el concurso público para la restauración del ‘Mirador de Santa Quitèria’ en Almassora

Abierto el concurso público para la restauración del ‘Mirador de Santa Quitèria’ en Almassora

El ‘balcón al Millars’ incluye mirador-rocódromo, pérgola fotovoltaica y espacio de recreo.

 

El Consistorio de Almassora ha licitado las obras del Mirador de Santa Quitèria por 401.512,54 euros, una inversión cofinanciada por los fondos FEDER de la UE y la Diputación Provincial de Castelló. La actuación afectará a tres mil trescientos treinta y ocho metros cuadrados de este entorno natural, que va a poner en valor el río y la práctica del deporte al aire libre. Los trabajos para ejecutar este ‘balcón al Millars’ se extenderán a lo largo de un plazo máximo de 6 meses.

Conforme figura en el pliego de contratación de la obra, la intervención va a suponer una rehabilitación completa de la zona de la antigua piscina municipal, incluyendo la demolición de las edificaciones, vasos de piscinas e instalaciones existentes que vertían las aguas al cauce del Millars. Este espacio degradado desde su «abandono en dos mil diez» se transformará en un punto de recreo que cambiará por completo su aspecto actual.

El ambiente lucirá un nuevo iluminado eficaz al reemplazar las viejas farolas por luminarias led. La eficiencia energética va a ser la protagonista en todo el espacio con la ejecución de una pérgola fotovoltaica y una estación de recarga de patinetes eléctricos. Este espacio de gran valor ecológico respetará así su concepción original sin desatender las necesidades actuales.

El proyecto redactado por los técnicos municipales incluye drenaje natural a través de pavimento que absorbe el agua de lluvia, así como la formación de gradas y el mirador con losa asimismo drenante en el antiguo vaso de la piscina. Todo ello irá acompañado de una mejora de las condiciones de accesibilidad en la zona del mirador-rocódromo y los trabajos de desbroce en el espacio.

Relacionados  Renfe destina 2,6 millones en mejorar estaciones de la Comunitat

Las empresas interesadas en presentarse al concurso público tienen hasta el viernes nueve de diciembre a las quince horas. La mejor valorada va a llevar a cabo la transformación de este entorno estropeado que tiene en las cercanías elementos arquitectónicos de un interés singular como el puente medieval de Santa Quitèria, del año 1275, y clasificado como Bien de Interés Cultural.

La primera edila, Merche Galí, ha señalado,

Este proyecto será un balcón natural al Millars para ponerlo en valor en todo nuestro término municipal y promover su uso como espacio deportivo.

No en vano, la actuación incluye un paseo que recorre todo el ámbito desde la ermita hasta la pista deportiva, un camino natural de bajada al río y el rocódromo en la torre mirador. Va a quedar ubicada a escasos metros del embarcadero de Santa Quitèria usado por piragüistas y junto al paseo que lleva el mismo nombre y que conecta con la Rambla de la Viuda, frecuentada por ciclistas y corredores.