La precipitación acumulada durante el pasado mes ha sido de 134,2 litros por metro cuadrado, que es casi tres veces la del promedio climático del periodo 1981-2010, según el resumen climático de abril de 2019 elaborado por la delegación valenciana de la Agencia Estatal de Meteorología y hecho público este lunes.

El carácter de abril, que globalmente ha sido ligeramente frío y muy húmedo, quedó determinado por el temporal de levante de la Semana Santa, periodo durante el cual la temperatura media fue dos grados inferior a la del promedio normal.

Salvo el día 14, cuando se superaron los 30 grados en observatorios como el de Valencia, el resto del mes han predominado las temperaturas próximas o ligeramente por debajo de la media.

Según Aemet, el carácter muy húmedo del mes estuvo determinado por el temporal de levante de los días 18 al 22, un temporal sin precedentes históricos en el mes de abril en la Comunidad  Valenciana y que destacó por la persistencia, la intensidad y la gran extensión del área afectada.

Salvo el extremo norte de la provincia de Castellón, las precipitaciones afectaron en un momento u otro a todo el territorio, a veces con intensidad muy fuerte, incluso localmente torrencial, como ocurrió en Xàbia en la tarde del día 21.

El mes ha sido extremadamente húmedo en grandes áreas del tercio sur y ha sido el más húmedo de sus series, por ejemplo, en observatorios como Ontinyent (datos desde 1904), Torrevieja (desde 1927), Pinoso (desde 1936), Xàbia (desde 1944), Villena y Elche/Elx (desde 1950) o el Aeropuerto de Alicante-Elche (desde 1967).

Con la precipitación acumulada durante el temporal y con la del resto del mes, el máximo de abril se ha registrado en localidades de las comarcas de la Marina Alta y la Safor, donde se han superado los 300 l/m2: La Drova, 457.5 l/m2; Barx, 386.4 l/m2; Jávea/Xàbia, 353.0 l/m2; Xàbia (Montgó), 347.7 l/m2; l’Orxa, 346.3 l/m2; Orba, 302.6 l/m2, y Gata de Gorgos, 301.3 l/m2.

Con el inicio de la primavera se rompió la estabilidad atmosférica que predominó durante todo el invierno y el último día de marzo se produjo un primer temporal de lluvias, lo que sumado al temporal del mes de abril ha dado lugar a que nuevamente el año hidrológico presente superávit pluviométrico en la Comunidad.

La precipitación media acumulada en el año hidrológico 2018-2019 en la Comunidad a 30 de abril es un 30 % superior al promedio climático normal, aunque hay zonas del interior de Valencia y del norte de Alicante que aún presentan un ligero déficit pluviométrico.