ACNUR alerta sobre récord histórico de desplazamientos forzosos en 2023

ACNUR alerta sobre récord histórico de desplazamientos forzosos en 2023

El informe ofrece un análisis sobre la crisis climática, destacando su creciente impacto desproporcionado en las personas desplazadas por la fuerza.

 

La agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, ha expresado preocupación por la falta de acción y apatía frente al aumento significativo de desplazamientos forzosos, que alcanzaron niveles récord en 2023 a nivel global.

El informe más reciente de ACNUR, titulado «Tendencias Globales de Desplazamiento Forzado 2024», revela que actualmente hay aproximadamente 120 millones de personas desplazadas por conflictos en todo el mundo.

Esta cifra equipararía a la población desplazada con el tamaño del duodécimo país más grande del mundo, comparable en magnitud con Japón.

En España, durante 2023, se registraron 163,000 solicitudes de asilo, un aumento del 37 % respecto al año anterior, siendo más del 80% de los solicitantes originarios de América Latina, especialmente de países como Venezuela, Colombia, Perú y Honduras. Además, para finales de 2023, España había otorgado protección temporal a casi 195,000 refugiados de Ucrania, mientras que unas 200,000 solicitudes de protección internacional permanecían pendientes de resolución.

Hasta el 30 de abril de 2024, más de 56,000 personas habían solicitado asilo en España, siendo los principales países de origen Venezuela, Colombia, Perú y Mali.

Con motivo del Día Mundial del Refugiado, que se celebra el 20 de junio, la organización ha destacado que el conflicto devastador en Sudán ha sido un factor clave en el aumento alarmante de desplazamientos. Para finales de 2023, aproximadamente 10,8 millones de personas en Sudán se vieron obligadas a abandonar sus hogares. Además, millones más fueron desplazadas en Myanmar y la República Democrática del Congo debido a violentos enfrentamientos ocurridos el año pasado.

UNRWA también informa que hacia finales de 2023, alrededor de 1,7 millones de habitantes de la Franja de Gaza (el 75% de la población) tuvieron que huir debido a niveles catastróficos de violencia, en su mayoría siendo refugiados palestinos. Por otro lado, Siria continúa enfrentando la mayor crisis de desplazamiento del mundo, con 13,8 millones de personas desplazadas dentro y fuera del país.

Detrás de estas duras cifras, que siguen en aumento, se esconden numerosas tragedias humanas. Este sufrimiento debe instar a la comunidad internacional a actuar con urgencia para abordar las causas del desplazamiento forzado.

Declaró el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

Relacionados  Juristas rechazan la "corrida benéfica" para víctimas del incendio en Valencia

El incremento más notable se observa entre las personas desplazadas internamente debido a conflictos, que suman 68,3 millones según el Observatorio de Desplazamiento Interno (IDMC), representando un aumento de casi el 50% en los últimos cinco años.

En cuanto a las personas refugiadas y las que necesitan protección internacional, la cifra alcanzó los 43,4 millones bajo los mandatos de ACNUR y UNRWA. La mayoría de los refugiados han sido acogidos por países cercanos, siendo el 75% residente de países de ingresos bajos o medios que juntos generan menos del 20% del ingreso global.

El informe de ACNUR reveló,

Más de 5 millones de personas desplazadas internamente y un millón de personas refugiadas regresaron a sus hogares en todo el mundo durante 2023, indicando un progreso hacia soluciones a largo plazo.

Además, las llegadas por reasentamiento alcanzaron casi 160,000 en el mismo año.

«Las personas refugiadas y las comunidades que las acogen necesitan solidaridad y apoyo», afirmó Grandi. «Ellas pueden contribuir positivamente a la sociedad cuando se promueve la inclusión». Grandi también destacó que el retorno de millones de personas a sus hogares el año pasado es motivo de esperanza, subrayando que existen soluciones viables.

Hemos visto a países como Kenia liderar en la inclusión de refugiados, pero se necesita un compromiso real.

Agregó.

El informe de ACNUR incluye un análisis detallado sobre cómo la crisis climática está afectando cada vez más y de manera desproporcionada a las personas desplazadas por la fuerza.

Frente a los enormes desafíos que enfrentan los 120 millones de personas desplazadas mencionadas en el informe de Tendencias Globales, ACNUR reafirma su compromiso de desarrollar nuevos enfoques y soluciones para ayudar a quienes se ven obligados a huir de sus hogares, sin importar dónde se encuentren.