Acuerdo en el Botànic para crear la Agencia de energía y siguen las diferencias con el impuesto de sucesiones

PSPV asegura que ya ha cumplido "sus compromisos", Compromís ve recuperado el "espíritu" del acuerdo y UP lamenta que "llega tarde".

 

PSPV, Compromís y Unides Podem han llegado por último a un pacto sobre la creación de la agencia valenciana de energía, tras las discrepancias de los socialistas a lo largo de las últimas semanas con respecto a las funciones, las competencias y la seguridad jurídica de este órgano.

Eso sí, los conjuntos del gobierno del Botànic sostienen sus diferencias en comparación con el resto de enmiendas sobre energías renovables -Compromís y UP desean dar más autonomías a los municipios y ampliar la protección del territorio- y la bonificación del impuesto de sucesiones para empresas familiares que solicita el PSPV, todas y cada una presentadas a la ley de acompañamiento a los presupuestos autonómicos de dos mil veintitrés.

Este jueves, inmediatamente antes de la comisión de Presupuestos en Les Corts donde se discuten las enmiendas parciales a la ley de acompañamiento, los 3 conjuntos han registrado una enmienda conjunta sobre la creación de la agencia de energía, una propuesta que deja claras sus funciones y su composición mas que no hace referencia al resto de propuestas sobre energías renovables.

«Es buen pacto», ha protegido la síndica socialista, Ana Barceló, quien ha agradecido la «voluntad política» de sus asociados y subrayado que, con esta enmienda, «el PSPV ha cumplido sus compromisos que firmó en su día», el mes pasado de mayo, en materia de renovables. «Damos estabilidad a este gobierno; somos un conjunto serio, el diálogo siempre y en toda circunstancia acerca situaciones«, ha declarado en los pasillos del parlamento.

Eso sí, Barceló ha reiterado que se sostienen sus enmiendas en solitario para bonificar al noventa y nueve por ciento el impuesto de sucesiones en la transmisión de todas las empresas familiares y no solo de las que facturan menos de diez millones como hoy día. «Aguardamos que el resto de conjuntos se sumen», ha insistido.

De Compromís, su portavoz, Papi Robles, ha coincidido en festejar el pacto sobre la agencia de energía, lo que a su juicio supone «recobrar el espíritu del Botànic», mas ha vuelto a enseñar su oposición a ampliar la bonificación de sucesiones: «No pensamos en lo más mínimo que sea el instante de perdonar impuestos a la gente que más dinero tiene, sino más bien de decir a la ciudadanía que su gobierno mira por ellos».

Pilar Lima, síndica de UP, ha presagiado que la agencia va a ser el paso inicial para conseguir la soberanía energética, mas ha reconocido que el pacto «llega tarde». Ha cargado además de esto contra la «resolución unilateral del PSPV» de bonificar sucesiones y ha repetido que no desean «dar más ventajas al clan Roig».

Como portavoz adjunta de este conjunto, Estefania Blanes ha remarcado que aún tienen tiempo para acordar las otras propuestas en materia de energías renovables hasta el pleno de Les Corts donde se discutirá por último la ley de acompañamiento.

EL PP CREE QUE SERÁ OTRO «CHIRINGUITO»

Entre la oposición, el Diputado del PP José Antonio Rovira ha vuelto a criticar que la ley de acompañamiento incluye la creación de «puestos» como la agencia de energía y ha acusado al ‘president’, Ximo Puig, de querer «quitar el control de las subvenciones». Asimismo ha garantizado que van a apoyar la propuesta para bonificar sucesiones, si bien estima que la propuesta de su conjunto es «considerablemente más elevada».

Yaneth Giraldo (Ciudadanos) ha lamentado que el Botànic no desee convenir nada con ellos y «solo esté enzarzado en sus guerras internas», aunque ha mostrado su predisposición a negociar la bajada de sucesiones «si el PSPV verdaderamente desea».

Específicamente, la enmienda consensuada sobre la agencia de energía establece que va a ser una entidad pública adscrita a la Generalitat y centrada en conseguir la soberanía energética. Su presidencia la ostentará el titular de la conselleria eficiente en energía o la persona que esta designe, mientras que la dirección general va a ser a propuesta de Presidencia, y va a poder contar con funcionarios o contratar personal propio.

Entre sus funciones, va a poder administrar sistemas de producción, almacenamiento o recarga de vehículos eléctricos, respaldar a otras administraciones, comercializar energía en régimen de libre competencia, promover la participación ciudadana, plantear acciones en empresas, líneas de investigación o auditorías energéticas, diseñar mecanismos para terminar con la pobreza energética, efectuar campañas de concienciación o participar en proyectos competitivos.

PODRÁ REDACTAR Y TRAMITAR PROYECTOS DE RENOVABLES

Conforme la propuesta consensuada, esta nueva agencia va a poder escribir y comenzar la tramitación de proyectos de energías renovables una vez haya recibido la voluntad de la administración eficiente de poner a predisposición los terrenos. Los convenios de cooperación van a tener una vigencia máxima de treinta años.

Además de esto, los municipios van a poder ceder de manera directa recursos y derechos de dominio público o patrimoniales para instalaciones de renovables, mientras que la agencia va a poder impulsar la participación de la Generalitat en el capital social de empresas energéticas y fomentar la constitución de sociedades mercantiles o cualquier otra figura jurídica para conseguir sus objetivos.

Otro de los objetivos consensuados es que la agencia cooperará con las consellerias eficientes y con los municipios en un plan de «micromedidas» de eficiencia energética que deberá ser aprobado por el Consell.