Acuerdo para ‘salvar’ la rehabilitación del Albergue de Vila-real

Benlloch agradece la “sensibilidad” del presidente de la Diputación por reanudar la inversión de trescientos sesenta mil euros, a la que el Municipio sumará los ciento cuarenta y tres mil euros que los técnicos estiman en sobrecostes del proyecto inicial.

 

El primer edil de Vila-real, José Benlloch, y el presidente de la Diputación, José Martí, han llegado a un pacto para agregar de nuevo a los presupuestos provinciales un acuerdo concreto para rehabilitar el Albergue municipal de la ermita de forma integrada con el paraje y con criterios de sostenibilidad y eficiencia energética.

Benlloch ha agradecido a la Diputación su sensibilidad y compromiso con Vila-real por ‘salvar’ un proyecto que el primer edil considera esencial para la nueva Vila-real del siglo veintiuno y que, por diferentes circunstancias, no ha podido llegar a materializarse.

Primero fue la pandemia por la covid-19 la que nos forzó a destinar todos y cada uno de los recursos posibles a la lucha contra el virus y por la restauración económica, por lo que el proyecto inicial de dos mil dieciocho, que requería asimismo una intervención más ambiciosa de la prevista, no pudo llegar a materializarse.

Lamenta, Benlloch.

En aquel instante, y en la mitad de una crisis tan grave, pusimos inmediatamente el albergue a predisposición de la Conselleria de Agricultura para acoger a temporeros que pudiesen verse perjudicados por la pandemia, en la línea de defensa de nuestra agricultura y de poner a las personas primero de todo que siempre hemos protegido y practicado en el gobierno de Vila-real.

Agrega el alcalde, quien recuerda que el albergue asimismo ha servido más recientemente para la acogida de familias de refugiados de la guerra de Ucrania.

“Cuando, por fin, pudimos adjudicar el proyecto de rehabilitación del albergue, vino la crisis de precios y los sobrecostes han hecho que la única empresa que optó a la licitación renunciara, como pasa en otros muchos sitios”, arguye el primer edil,​ quien ha querido dar las gracias singularmente al presidente de la Diputación por su “sensibilidad” con Vila-real.

Esta es de las pocas salvedades de obras que vamos a hacer, en el marco del Plan excepcional de reajuste y priorización presupuestaria, y cofinanciaremos con una aportación municipal en dos mil veintitrés de Vila-real lo que los técnicos han valorado que hay que sumar al presupuesto inicial a fin de que la licitación pueda salir adelante.

Concreta el alcalde.

Específicamente, la aportación municipal va a ser de ciento cuarenta y tres mil euros, que se sumará, de esta forma, a los trescientos sesenta mil euros aportados por la Diputación en un acuerdo el año próximo, exactamente la misma cantidad comprometida en dos mil veintidós que, por la crisis de costos, no ha podido ejecutarse.

No podemos dejar perder este dinero que nos llega de la Diputación y más en un proyecto tan interesante para nuestra urbe y para el proyecto de la nueva Vila-real del siglo veintiuno como es la rehabilitación de nuestro albergue, uno de los espacios más peculiares y usados de nuestra ermita.

Destaca.

El albergue municipal proseguirá en funcionamiento y a predisposición de las entidades locales mientras que se aprueban los presupuestos y se licita de nuevo el proyecto, que va a salir a licitación por quinientos tres mil euros. ​