Aecova-ITV denuncia la eliminación de la prueba de ruido en ITV de la Comunitat Valenciana

Las empresas concesionarias de las ITV solicitan una prórroga para "compensar los daños" causados por la eliminación de la prueba de ruido en las inspecciones técnicas de vehículos.

 

La Aecova-ITV, la Asociación de Entidades Concesionarias de la Comunitat Valenciana para la Inspección Técnica de Vehículos, ha denunciado que la eliminación de la prueba de ruido en las inspecciones técnicas de vehículos (ITV) por parte de la Conselleria de Economía genera un desequilibrio económico y una reducción de ingresos no previstos para las empresas. Han reclamado una ampliación de 15,3 meses en la prestación del servicio para compensar los daños causados por la eliminación de esta prueba, que solo se llevaba a cabo en la Comunitat Valenciana y cuya supresión está recogida en la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos.

La asociación ha alegado en un comunicado que la eliminación de la prueba de ruido en las inspecciones técnicas de vehículos (ITV) genera una tarifa media sin esa prueba de 35,50 euros en 2023 y un margen unitario por inspección de solo 3,61 euros. Según el IPC para el cálculo de costes estimados al 6%, la asociación ha argumentado,

Se necesita una prórroga de la concesión para recuperar los importes a compensar como consecuencia de la pandemia.

También afirma que la decisión de la Generalitat es una «falta de seriedad y una improvisación» que puede desembocar en el colapso y el caos en la prestación del servicio público, y puede generar daños personales, incluyendo un ERE que afectará a 300 trabajadores.

AECOVA-ITV ha solicitado una transición suave en el cambio de modelo de gestión para evitar problemas a partir del 31 de enero. Esto es cuando se detendrá la oferta de citas previas debido a la finalización de los contratos con los proveedores el 22 de febrero. Por tanto, las empresas concesionarias han expresado su disposición a seguir negociando con el conseller de Economía, Rafa Climent, y presentando la verdad, ya que consideran,

La eliminación de la prueba de ruido se ha llevado a cabo de forma unilateral y a escondidas.

La Asociación de Entidades Concesionarias de la Comunitat Valenciana para la Inspección Técnica de Vehículos (Aecova-ITV) ha afirmado,

La Generalitat no está preparada para manejar la gestión de las ITV a partir del 23 de febrero, ya que se necesita más tiempo para realizar un traspaso que garantice seguridad para los trabajadores, ciudadanos y empresarios.

Además, la asociación ha señalado que la eliminación de esta prueba sostenible, beneficiosa y pionera tiene consecuencias negativas para el medio ambiente. Añadió que esta eliminación es temporal, ya que Europa exigirá su implementación en todos los países en el futuro, según la directiva 2014/45/UE.

Aecova-ITV en su comunicado ha afirmado además que esta directiva establece que se debe analizar el ruido de los coches, tal y como se hace con las motocicletas, para determinar si es superior o no a lo permitido, lo que demuestra que la eliminación de la prueba de ruido por parte de la Conselleria de Economía fue «innecesaria». Han concluido.