AERTE antepone sus beneficios a la calidad asistencial en centros de atención a dependientes de titularidad pública y gestión privada.

CCOO y UGT denuncian que las empresas han bajado de media un 14% el importe de las licitaciones y eso repercute en los salarios y en la calidad de la atención a dependientes, incluidas las mujeres víctimas de violencia. Por esta razón convocan concentraciones el 9, 12 y 17 de abril.

La Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunidad Valenciana (AERTE) está bloqueando la firma del nuevo convenio de gestiones integrales de centros de mayores, SAD y servicios de atención a las mujeres victimas de violencia de género de titularidad pública y gestión privada, “por intereses meramente mercantiles”. Así lo han denunciado los sindicatos CCOO y UGT, que, además, han alertado de los peligros que podría conllevar la actitud de esta patronal que aglutina a las empresas que se encargan de gestionar estos centros públicos.

Los sindicatos critican la falta de interés mostrada por la patronal ante la precarización laboral de un sector importante, que atiende a personas muy vulnerables. “No importa que en periodos vacacionales no encuentren trabajadoras para las sustituciones y mucho menos para cubrir las bajas por enfermedad y permisos”. Una vez más, AERTE agranda la brecha salarial de un sector totalmente feminizado con una perdida del poder adquisitivo de las empleadas de casi un 7%”, avisan desde UGT y CCOO.

Uno de los motivos que conducen a esta situación es, a juicio de las fuerzas sindicales, la “escandalosa bajada de precio en las licitaciones de los centros públicos, con una media del 14%”. Así, empresas como La Saleta, Gesmed, DomusVI, Valoriza, Clece y Eulen se reparten las adjudicaciones de las residencias y centros de día de la tercera edad, centros de atención a las mujeres victimas de violencia de genero y servicios de ayuda a domicilio, “ajustando los precios con el dinero de los derechos laborales de las trabajadoras del sector y la calidad en la prestación de los servicios”.

CCOO y UGT desvelan que esta es la “colaboración público-privada y las bondades de la gestión privada que AERTE propone en un negocio que supera los 250 millones de euros” y “estos son los criterios objetivos de calidad del servicio, unas bajadas que superan los 30 millones de euros”.

Según los sindicatos, la Vicepresidencia de la Generalitat, de la que depende también la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, “ha permitido esta situación y no ha defendido a este sector como lo hizo en la equiparación salarial del Instituto Valenciano de Atención Sociosanitaria (IVASS) o en el incremento de salario de los trabajadores de centros de menores concertados, que subirá entre un 9 y un 10,3% en los próximos tres años. Estos centros “también son de titularidad pública y sus trabajadoras tienen el mismo derecho: a igual trabajo, igual salario e igual jornada”, concluyen.

Por todo lo anterior es por lo que UGT y CCOO han convocado varias concentraciones de protesta, que se celebrarán el día 9 de abril a las 18.00 horas ante los ayuntamientos de Valencia, Alicante, Castellón y Elche; y el día 12 de abril, a las 12.00 horas, ante el Palau de la Generalitat. Las movilizaciones continuarán con concentraciones en distintos centros el día 17 de abril a las 18.00 horas.

Deja un comentario