Agricultura crea el distintivo ‘Producto Stop al Foc’

Agricultura crea el distintivo ‘Producto Stop al Foc’

Mollà resalta que pretende "reivindicar el valor añadido de la actividad agroalimentaria en el ambiente rural y en el punto de venta".

 

La Conselleria de Agricultura y Transición Ecológica va a crear la marca ‘Producto Stop al Foc‘ para promocionar la producción agroalimentaria del mosaico agroforestal, que actúa de «potente herramienta» de prevención de incendios. La consellera de Agricultura y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha anunciado en un comunicado esta iniciativa, que persigue sostener la actividad agraria y ganadera en el ambiente rural, por medio de un distintivo que estimula el consumo de cercanía y promueve la compra.

La marca se extenderá al conjunto de productos agroalimentarios elaborados en las regiones rurales para garantizar el beneficio medioambiental y social del ámbito primario y de la industria de transformación en el territorio.

Los campos y las parcelas cultivadas han probado su enorme potencial para prevenir la propagación del fuego. Lanzamos el distintivo Producto Stop al Foc para reivindicar el valor añadido de la actividad agraria en el punto de venta y contribuir a la restauración de la economía de las regiones perjudicadas por el fuego.

Ha aseverado, Mollà.

La propuesta se dirige, entre otros muchos, a la promoción de la ganadería extensiva, el olivar, los almendros y la viña; 4 de los primordiales cultivos y producciones perjudicadas por los grandes incendios como el Bejís, el de Vall d’Ebo o Venta del Moro. Además de esto, los productos de calidad distinguida y agricultura ecológicaMolt de Gust‘, cuya producción se desarrolle en localidades agroforestales, asimismo van a poder incluir la distinción ‘Stop al Foc‘.

Esta medida es parte de la batería de las propuestas de la Conselleria para impulsar la estrategia de prevención y restauración en frente de los incendios forestales que este año han asolado más de treinta mil hectáreas en la Comunitat Valenciana.

Relacionados  Un pueblo de Castellón reduce su consumo de agua a la mitad

La consellera ha pedido acrecentar la partida presupuestaria en materia de prevención de incendios hasta los ochenta y seis millones de euros, como crear un Fondo de Colaboración Forestal para financiar los planes de prevención de los ayuntamientos, que va a deber contar con la aportación económica de las diputaciones.

Mollà ha concretado, además de esto, que el Servicio de Vigilancia Preventiva pase de dieciocho a veintitrés millones de euros y que los equipos de mantenimiento de infraestructuras cuenten con 12’5 millones de euros anuales.

La titular de Agricultura y Transición Ecológica apuntó el pasado miércoles la necesidad de atacar la despoblación, impulsar el mosaico agroforestal e introducir un pago por servicios ambientales en un entorno con uno con tres millones de hectáreas de masa forestal.