Aguirre (VOX) propone aumentar el presupuesto para luchar contra la plaga del mosquito tigre en la Comunidad Valenciana

• Es un problema de Salud Pública porque transmite virus como zika, dengue o fiebre amarilla
  • También tiene consecuencias negativas para la economía: ocio, hostelería, agricultura y ganadería

 

 El diputado del Grupo Parlamentario VOX en las Cortes Valencianas y portavoz de Agricultura, José Luis Aguirre, ha presentado una proposición no de ley (PNL) en la que insta al Consell a “aumentar el presupuesto destinado a la lucha contra la plaga del mosquito tigre, la mosca negra y el mosquito de las marismas, ya que, pese a que cada año aumenta la proliferación de estos insectos voladores en la Comunidad Valenciana, el gobierno autonómico de Ximo Puig ha ido reduciendo su dotación presupuestaria”.

Para el diputado de VOX, se trata de un problema de Salud Pública, ya que el mosquito tigre, por ejemplo, puede transmitir enfermedades tan graves como el virus zika, así como también el chikungunya, el dengue o la fiebre amarilla. En este sentido, la mosca negra provoca dolorosas picaduras, e incluso, produce la muerte en animales cuando ocurren de forma masiva. Su impacto económico también es importante al afectar al normal desarrollo de las actividades de ocio y hostelería, a tareas agrícolas y a la producción animal, además de incrementar las atenciones médicas en los servicios sanitarios y el gasto público. Y el mosquito de las marismas provoca lesiones cutáneas y reacciones alérgicas.

Ante esto, Aguirre plantea en su iniciativa parlamentaria crear un organismo de coordinación entre las Consellerías de Agricultura, Sanidad y también Educación, junto con las diputaciones provinciales, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) y la Universidad para analizar estas plagas y realizar un seguimiento con reuniones periódicas.

El diputado de VOX entiende que se han de acelerar los permisos para realizar tratamientos aéreos, ya que son necesarios para controlar estas plagas. Asimismo, propone facilitar a los ayuntamientos el acceso a estas fumigaciones con avionetas e instarles a que tengan su propia ordenanza de plagas.

Fumigaciones a cargo de empresas locales

Aguirre propone que los tratamientos contra el mosquito tigre, la mosca negra y el mosquito de las marismas los lleven a cabo empresas locales especializadas y que este sea un baremo importante a la hora de adjudicar los trabajos. Asimismo, apuesta por promover y establecer planes educativos en el ámbito escolar sobre las plagas y coordinar esfuerzos con los ayuntamientos para que la información llegue al ciudadano.

El político de VOX reclama al Consell que se coordinen iniciativas como, por ejemplo, mosquitoalert.com para favorecer sinergias y se cree una unidad de seguimiento con la información de esta plataforma para coordinar los tratamientos con los ayuntamientos.

Aguirre quiere que la Conselleria de Sanidad actualice el Plan de acción de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública sobre enfermedades transmitidas por vectores de febrero de 2016 y el Programa de vectores de relevancia en salud pública en la Comunidad Valenciana de agosto de 2015, para ponerlos al día con las necesidades actuales.

Para el diputado de VOX: “La situación geográfica y climática hace de la Comunidad Valencia una de las zonas de mayor riesgo de plagas del mosquito tigre, de la mosca negra y del mosquito de las marismas de España. Cada año, los ayuntamientos de las provincias de Castellón, Valencia y Alicante organizan fumigaciones para su control llegando a solicitar el Plan de Aplicaciones Aéreas porque en estas zonas existen marjales, humedales, ríos y barrancos donde el agua se acumula favoreciendo la reproducción masiva de estos insectos y la consecuente transmisión de enfermedades y afecciones graves en la piel”.

Deja un comentario