Albocàsser, rincones de ensueño para descubrir

Albocàsser es la capital de la comarca del Alt Maestrat y tiene más de 1.200 habitantes.

De esta localidad se puede decir que “tiene muchos lugares bonitos que no se conocen y son interesantes de visitar”, comenta Amàlia Roca, técnica de la Oficina de Turismo de Albocàsser.

Por eso, en un enclave inmejorable se encuentra la Oficina de Turismo, rodeada de grisallas, una iglesia y un entorno precioso. Está situada concretamente en el ermitorio de Sant Pau, antes de llegar al pueblo por la carretera CV-15, La Pobla Tornesa-Vilafranca, km 32.

“Esta oficina juega un papel muy importante tanto para Albocàsser como para el entorno, puesto que intentamos dar toda la información necesaria para que los turistas puedan visitar pueblos y paisajes del entorno”, apunta Roca.

Además “Sant Pau está considerado Monumento Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural, la gente cuando se acerca hasta aquí no se espera encontrar este conjunto tan bonito de ermitorio y hostería que data del siglo XV y XVII, periodo en que se construyó”, remarca la técnica de la Oficina de Turismo.

Y es que Sant Pau es una zona muy tranquila para los turistas, que llegan “principalmente de la Comunidad Valenciana, también vienen de Cataluña y algunos de Madrid y Murcia. Incluso ha venido gente de Alemania y Francia este verano. Estamos abiertos todo el año de 11h a 14h todos los días de la semana. El invierno es más tranquilo, pero sí que viene gente los fines de semana. En verano no paramos, se nota la afluencia de visitantes todos los días”, explica Amàlia Roca.

En Sant Pau se pueden ver grisallas que representan escenas de la vida y la conversión de Sant Pau, la Santa Cena, las virtudes teologales entre otros. No se sabe la fecha exacta de cuando pudieron ser pintadas, puesto que permanecieron encaladas durante mucho tiempo en la hostería. Esta técnica pictórica se caracteriza por ser monocroma, lo que produce la sensación de ser un relieve escultórico.

Roca resalta que en la Oficina de Turismo también “recomendamos la visita al núcleo histórico del municipio y decimos a los visitantes donde pueden ir a probar los mejores productos de la localidad. Aquí nos tienen para lo que puedan necesitar”.

“En el pueblo, destacan la iglesia de la Asunción y la ermita de los Sants Joans que data del siglo XIII. Además, también se pueden ver en el casco urbano los restos del castillo y las murallas que datan del 1249, y un Palacio llamado Palau Fuster del siglo XVIII. En Albocàsser hay muchas cosas para visitar”, apunta la técnica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *