Alergia al humo de las velas

Menos mal que las gaiatas se visten con bombillas, si llevaran velas estoy casi seguro que los “rojiprogres” ni se arrimaban. Es tal la manía que tienen a todo aquello que pueda representar antiguas tradiciones o costumbres que son capaces de dejar de asistir en la Concatedral a la misa previa a la Romería de las Cañas. Al parecer ni una sola autoridad asistió a la misa, en este caso ni “rojiprogres”, ni “veletas”, ni “maricomplejines”. De nuestra clase política solo VOX asistió a la misa. Después se cumplió con aquello de entrar y salir antes de que les afecte la alergia al humo de las velas.

Debe ser que el humo impide correr, falta oxígeno. Lo digo por la tremenda prisa que se dan en liquidar el topónimo español de la ciudad y la que emplean en preparar el derribo de la Cruz de Ribalta o la salida de los restos mortales de Francisco Franco del Valle de los Caídos.

Tienen prisa para todo menos para aquello que sí reclama el pueblo con insistencia.

Tengo un amigo al que no le falta humor que me comentaba el otro día la incongruencia de que cierta formación política hubiera elegido el color nazareno para su partido. Con la manía que tienen a la religión cristiana se pasan el año rodeados del color de los penitentes.

Todos estos “rojillos” de nuevo cuño están paranoicos de la invisibilidad,  solo conocen a  Franco de oídas, puedo asegurarles que en la universidad, al menos en la mía, cuando vivía el dictador no existía ni el PSOE ni el PC. Curiosamente en cuanto se enfrió el cadáver del gallego aparecieron socialistas y comunistas como hongos. Digo paranoicos de la invisibilidad porque se sienten perseguidos por algo, en este caso alguien, a quien no conocen.

Un desconocido PSOE se presta a los juegos sucios de sectarios separatistas atacando a nuestras tradiciones mientras en las redes sociales los moros de turno ya piden la suspensión de las fiestas de Magdalena por sentirse, al parecer, discriminados.

Mañana hablamos de Magdalena, sigan disfrutando de la fiesta…mientras Hacienda se lo permita.

Deja un comentario