Alerta de tsunami en Filipinas por un terremoto de magnitud 7,6

Alerta de tsunami en Filipinas por un terremoto de magnitud 7,6

Se prevé que olas de tsunami azoten Filipinas, Indonesia, Palaos y Malasia.

 

Un terremoto con una magnitud preliminar de 7,6 sacudió este sábado las costas de Mindanao, en Filipinas. Se emitió una alerta de tsunami.
El sismo se produjo a las 22:37 horas y se midió a una profundidad de 32 kilómetros (20 millas).

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico dijo que, basándose en la magnitud y la ubicación, se prevé que olas de tsunami azoten Filipinas, Indonesia, Palaos y Malasia.

Una agencia del gobierno filipino aconsejó a los residentes de las provincias de Surigao Del Sur y Davao Oriental, en la costa oriental de Mindanao, que se fueran de inmediato a zonas más altas o se trasladaran tierra adentro.

El servicio geológico de Estados Unidos, encargado de monitorear la actividad sísmica global, identificó el hipocentro a una profundidad de 32 kilómetros, aproximadamente a 21.2 kilómetros al sureste de la localidad de Hinatuan.

El sismo fue registrado alrededor de las 15:37 de este sábado, hora española, ubicándose aproximadamente a cinco kilómetros al este de la línea de playa en la localidad de Campa, perteneciente al municipio de Surigao del Sur. El hipocentro se situó a una profundidad de 32 kilómetros, según las estimaciones del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

El Instituto de Sismología de Filipinas (PHIVOLCS) ha confirmado la alerta de tsunami y ha urgido a los residentes de las áreas costeras de Surigao del Sur y Davao Oriental a evacuar de inmediato hacia zonas más elevadas o dirigirse tierra adentro. El instituto advirtió sobre la posibilidad de olas con alturas superiores a un metro por encima de las mareas normales, especialmente en bahías y estrechos cerrados, anticipando un tsunami destructivo con olas peligrosas para la vida.

Relacionados  Cortada la AP-7 entre Vinaròs y Amposta por inundación

Filipinas se encuentra en el Anillo de Fuego del Pacífico, una región de intensa actividad sísmica y volcánica donde se registran alrededor de 7,000 terremotos cada año, siendo la mayoría de ellos de magnitud moderada.