Alerta por la epidemia «histórica» de dengue en Argentina

Alerta por la epidemia «histórica» de dengue en Argentina

Galván: "Los vectores responsables de la transmisión del dengue, debido a su tamaño y características, pueden viajar en aviones sin ser detectados".

 

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) ha instado a las autoridades españolas a mantener una vigilancia extrema frente al brote «histórico» de dengue en Argentina. En el último año, Argentina ha registrado más de 435.000 casos y la trágica pérdida de más de 300 vidas a causa de esta enfermedad.

El director general de ANECPLA, Jorge Galván, destacó la facilidad con la que enfermedades como el dengue, transmitidas por mosquitos, pueden expandirse globalmente debido a la globalización. Subrayó que los vectores responsables de la transmisión del dengue, debido a su tamaño y características, pueden viajar en aviones sin ser detectados, lo que aumenta el riesgo de propagación.

ANECPLA también hizo un llamamiento a las Administraciones Públicas para que permanezcan alerta ante el crecimiento del dengue en todo el mundo, y solicitó una colaboración estrecha entre estas entidades y las empresas del sector para contener esta amenaza.

Enfatizando que el dengue es una enfermedad transmitida por mosquitos del género ‘Aedes’ (‘Aedes aegypti’ y ‘Aedes albopictus’, principalmente), que históricamente se limitaba a regiones tropicales y subtropicales, pero que ahora se está propagando globalmente debido al aumento de las temperaturas asociado al cambio climático. Aunque en España no se encuentra el ‘Aedes aegypti’, sí hay una presencia significativa, e incluso masiva, del ‘Aedes albopictus’, conocido como mosquito tigre.

Jorge Galván subrayó que más del 80% de las personas infectadas con dengue son asintomáticas, lo que significa que la enfermedad puede estar presente sin que los servicios de salud sean conscientes de ello.

Dado el gran número de mosquitos tigre que pueden transmitir este virus, las posibilidades de un brote son considerablemente altas.

Señaló.

Relacionados  Programa de 'Vida saludable y deporte' para niños y niñas de Vila-real

En el 20% restante, los síntomas suelen aparecer entre cuatro y diez días después de la picadura del mosquito infectado y pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, sarpullido, dolor detrás de los ojos, entre otros.

ANECPLA enfatizó que, aunque la mayoría de las personas se recuperan en aproximadamente una semana, existen casos graves que pueden resultar mortales. Por lo tanto, recomendó que aquellos que presenten algunos de estos síntomas y hayan viajado recientemente a zonas endémicas de la enfermedad busquen atención médica de inmediato.