Almassora adecua el parking público de la Molineta para favorecer la peatonalización de la Vila

Los trabajos finalizarán antes de mayo y supondrán 120 plazas de aparcamiento

La Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Almassora ha iniciado esta semana los trabajos de adecuación del solar ubicado junto a la plaza de la Molineta para convertirlo en un parking público destinado al vecindario de la Vila. La remodelación, que finalizará antes de mayo, generará 120 plazas de aparcamiento en un espacio de 3.000 metros cuadrados.

Cabe recordar que el consistorio adjudicó este solar en verano para albergar la zona de aparcamiento con un arrendamiento de dos años, con opción a prorrogar el contrato durante dos más, y una cifra que asciende a 5.445 euros anuales. El departamento de Urbanismo ha presupuestado una inversión cercana a los 15.000 euros para adecentar este espacio y transformar este recinto privado en un área gratuita de aparcamiento.

El consistorio tuvo claro desde el inicio de las obras de la Vila que ofrecería este servicio de estacionamiento al vecindario del casco antiguo debido al proceso de peatonalización y la eliminación de los lugares de aparcamiento de la plaza Mayor y otros enclaves próximos. El Ayuntamiento se comprometió con los residentes de la zona a conseguir un espacio público de estas dimensiones en el menor tiempo posible.

Los primeros trabajos en esta futura área de estacionamiento consisten en la adecuación del terreno para subir el nivel y tener un acceso plano desde la plaza de la Molineta. Los operarios contarán con materiales de otras obras locales para realizar el relleno de la zona y el posterior alisado. La actuación finalizará con la pintura y señalización de los aparcamientos. Mientras se acondiciona la zona, los conductores podrán estacionar sus vehículos sin haber finalizado la intervención, siempre y cuando los trabajadores lo permitan.

La remodelación de este solar coincide con el inicio de la segunda fase de peatonalización de la Vila, ejecutada al igual que la primera parte por la empresa Ravi Obras, Transportes y Excavaciones, con un plazo de ejecución de seis meses para transformar la plaza Mayor y su entorno. La actuación, valorada en 430.559,04 euros, está cofinanciada por los fondos FEDER de la Unión Europea y el Ayuntamiento de Almassora.

La obra, que salió a concurso público por un valor de 449.000 euros, afectará a las calles San Miguel, San Cristóbal, San Roque, San Juan, Virgen de los Dolores, Virgen de la Luz, travesía Eiximeno y la plaza Mayor. Esta remodelación, que ha empezado este mes y finalizará durante el primer semestre de 2022, supondrá cambios en una superficie total de 2.1875,75 metros cuadrados. El resultado dejará a la luz un entorno que seguirá el mismo código que la primera fase para garantizar la homogeneidad del casco antiguo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *