Almassora adelanta la fumigación de mosquitos ante el calor

La empresa utiliza ya larvicidas en imbornales del casco urbano y la playa

El Ayuntamiento de Almassora, a través de la empresa encargada del control de plagas, ha iniciado la fumigación para erradicar las larvas de mosquitos tanto en el casco urbano como en la costa. El primer tratamiento tuvo lugar la semana pasada al detectar las primeras larvas del año debido a las altas temperaturas registradas. Las prospecciones y larvicidas continúan esta semana.

Los operarios han fumigado ya los imbornales de las calles Boqueras, Constitución Española, Borriol, De l’Esport y San Enrique, en el casco urbano, y han distribuido tratamiento larvicida en la costa, concretamente en la acequia Mitgera, los solares más próximos, los caminos Om Blanch y Catalans, además de Benafelí y Vora Riu, la calle Illa de Buda, la Murgona y aliviaderos próximos a las viviendas del distrito marítimo.

Además, los técnicos que vigilan la aparición de larvas se han ocupado también del tratamiento en balsas y sifones del camino Vora Rambla y sus inmediaciones al detectar una subida de las temperaturas que puede activar la aparición de mosquitos. Por este motivo, las prospecciones, que la localidad inició en el mes de enero, se traducen desde la semana pasada en la fumigación directa sobre los principales focos de la plaga.

La concejala de Medio Ambiente, María José Tormo, ha recalcado que el cronograma de trabajo de la empresa varía en función de la estación del año y de las variaciones térmicas que se produzcan, por lo que las altas temperaturas impropias del invierno registradas en las últimas semanas han sido determinantes para adeantar los tratamientos larvicidas y garantizar un verano más tranquilo.

Por otro lado, Tormo ha trasladado la petición de la empresa para concienciar a la población de la obligación de cubrir las piscinas o aplicar tratamientos preventivos contra las plagas para combatir el desarrollo de los mosquitos. Tal y como figura en la norma municipal, es necesario evitar la acumulación de agua en macetas y recipientes abiertos en exteriores, que pueden convertirse en focos para la aparición de este tipo de insectos.

“El Ayuntamiento ya ha iniciado los tratamientos directos sobre las larvas y ahora es necesario que todos nos concienciemos de que está en nuestra mano prevenir el desarrollo de la plaga con gestos como los cuidados de piscinas, macetas o cualquier otro recipiente que acumule agua en exteriores”, según la edil.

Deja un comentario