Almassora busca apoyo de los bancos para conseguir alquiler social a familias afectadas por COVID

El consistorio reúne a las entidades financieras para localizar viviendas en desuso

La alcaldesa de Almassora, Merche Galí, acompañada por la concejala de Servicios Sociales, María José Tormo, y el coordinador del área, Primitiu García, han mantenido este viernes una reunión con los directores de las entidades financieras para transmitir la necesidad de conseguir viviendas de alquiler social en la localidad a familias afectas por el impacto económico del coronavirus. El consistorio convocó telemáticamente a todas las entidades financieras con sede en el municipio: Caixalmassora, Banco Santander, Caja Mar, CaixaBank, Bankia, BBVA y Banco Sabadell.

Tras unos meses de estudios por parte del personal de la Concejalía de Servicios Sociales, el departamento detectó varios casos de familias ubicadas en Almassora que disponían de  solvencia económica antes de la pandemia. La llegada del coronavirus propició la pérdida de los puestos de empleo de estas familias y, a consecuencia de ello, la liquidez necesaria para hacer frente al alquiler de sus hogares. El estudio revela unos 12 casos ubicados fuera de las ayudas municipales y de la Generalitat Valenciana, cifra que puede ascender en las próximas semanas.

De este modo, el equipo de gobierno ha decidido dar un paso adelante con el objetivo de conseguir viviendas que actualmente se encuentren en desuso. Para ello, ha expuesto a través de una reunión ‘on line’ a los presentes la necesidad de obtener hogares con el fin de destinarlos a alquileres sociales temporales. Los bancos, propietarios de estas edificaciones, percibirían una cuota económica mensual facilitada por el Ayuntamiento de Almassora.

El objetivo es conseguir un hogar temporal para estas familias con la obligación de dejarlas cuando su condición económica prospere con puestos laborales. El departamento de Servicios Sociales tendrá en cuenta la búsqueda de trabajo de los demandantes, así como el riesgo de exclusión social posible en los casos de familias monoparentales, entre otros perfiles.

La alcaldesa de Almassora, Merche Galí, ha apelado a la solidaridad de las entidades financieras. “Creemos que estamos en una situación de urgencia y tenemos que trasladar nuestro apoyo a quien más lo necesita en este momento, que son familias que han perdido sus ingresos por culpa del coronavirus y que con este apoyo puntual podrán retomar pronto su nivel de vida habitual”, según la primera edil.

Por último, el consistorio ha solicitado a las entidades la suspensión del fondo mínimo obligatorio que precisan para la creación de una cuenta corriente a los usuarios de Servicios Sociales. Así, las personas que perciben las ayudas municipales dispondrán de una cuenta sin necesidad de contar con un fondo mínimo para la apertura. Este hecho facilitará al Ayuntamiento la tramitación de los ingresos que permiten colaborar con la población más desfavorecida.

Deja un comentario