Almassora bonificará la tasa de terrazas en 2022 para consolidar la recuperación

La ocupación de vía pública costará un 25% respecto al precio anterior a la pandemia. A partir del 1 de enero de 2022, la ocupación autorizada por todo el año y por metro cuadrado será de 6,73 euros, mientras que las autorizaciones por días sueltos serán de 0,08 euros, tal como figura en la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por ocupación de la vía pública.

El Ayuntamiento de Almassora bonificará la tasa de ocupación de la vía pública por parte de las terrazas de negocios de hostelería en 2022 para consolidar la recuperación económica. Los servicios técnicos municipales han calculado que el coste por las mesas y sillas de la restauración local será del 25% respecto a los precios regulados por la ordenanza vigente hasta la llegada de la pandemia.

Así, a partir del 1 de enero de 2022, la ocupación autorizada por todo el año y por metro cuadrado será de 6,73 euros, mientras que las autorizaciones por días sueltos serán de 0,08 euros, tal como figura en la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por ocupación de la vía pública. Se trata de la normativa municipal que no llegó a activarse en 2021 por la exención de estas cuotas debido al estado de alarma.

Al respecto de la bonificación en el próximo año, la alcaldesa, Merche Galí, ha indicado que “todavía estamos en pandemia y, por tanto, hemos pensado que no era el momento oportuno de volver a la situación anterior de absoluta normalidad en tanto que todavía existe una reticencia por parte de la clientela a acceder a estos servicios”.
Cabe recordar que el Ayuntamiento de Almassora no ha cobrado por la ocupación de la vía pública con mesas y sillas durante 2021 como medio para reducir el perjuicio ocasionado a los autónomos por la situación del estado de alarma y la crisis del coronavirus. Alrededor de 40 negocios se han beneficiado de esta medida.

En el caso de la recaudación de 2020, la devolución de cuotas por el cierre obligatorio de los negocios permitió ahorrar cerca de 100.000 euros a los establecimientos de hostelería con terraza y a los vendedores ambulantes del mercado. Tras activar la exención de pago, el consistorio pasó de ingresar 123.000 euros en 2019 a 30.000 euros un año después, cuando también devolvió las tasas por el tiempo de cierre.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Almassora ha gestionado más de 800 devoluciones de tasas vinculadas a servicios culturales, deportivos y educativos, según el balance de Gestión Tributaria, para compensar a la ciudadanía que no ha podido disfrutar de actividades programadas por el impacto del coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *