Almassora encargará una auditoría externa para medir el ruido del Serrallo en la playa

Convoca al vecindario a una reunión con el ingeniero municipal la próxima semana.

El Ayuntamiento de Almassora encargará una auditoría externa para medir el alcance del ruido procedente del polígono industrial del Serrallo, en el término de Castelló, sobre las viviendas del distrito marítimo. La concejala de Territorio, Carmina Martinavarro, así lo anunció ayer en el transcurso del primer pleno del año, en el que informó de la inminente contratación de este estudio sonométrico.

La edil contactó con la asociación Playa de Almazora por la mañana para indicarles que ha dado instrucciones al ingeniero municipal para solicitar presupuestos al citado estudio que complementen así el informe que él mismo elaboró en 2021 y que remitió a la asociación de empresas del Serrallo, al Ayuntamiento de Castelló y a la Conselleria de Transición Ecológica. Pasado este tiempo, el consistorio avanzará en el procedimiento con la contratación de esta auditoría con fondos municipales.

Martinavarro ha ofrecido al vecindario una reunión la próxima semana con el ingeniero para abordar las claves de este informe y de la auditoría acústica prevista dentro del perímetro de viviendas para plasmar las molestias que sufre el distrito. “Ha pasado un tiempo prudencial desde que remitimos el informe con los datos que nos facilita el vecindario con sus propias mediciones y con la documentación municipal y pensamos que es el momento de avanzar con nuevos pasos”, según la edil.

El propio estudio indica que “las mediciones aportadas por la asociación de vecinos de la playa no hacen sino constatar y refrendar cuantas consideraciones se han ido poniendo de manifiesto desde el Ayuntamiento de Almassora sobre el incumplimiento de la Ley 7/2002 de Protección contra la Contaminación Acústica por parte de la industrias implantadas en el polígono industrial de Castelló en cuanto a los niveles máximos de recepción externos en uso dominante residencial, que es el que se tiene en el límite del polígono, que se corresponde además con el límite del término municipal de Castelló con el de Almassora”.

El texto remitido por el Ayuntamiento de Almassora a las empresas, al Ayuntamiento de Castelló y a la Conselleria incide en que las entidades que causan las molestias “deberían
adoptar aquellas medidas correctoras necesarias encaminadas a dar cumplimiento a dichos valores con el fin de garantizar el bienestar acústico de la población afectada residente en suelo urbano residencial del municipio de Almassora”.

Pese a estar situadas en el término colindante de la capital, el equipo de gobierno de Almassora ha trasladado su voluntad de agotar todo el procedimiento para que las administraciones competentes y las propias empresas generadoras de las molestias atiendan la reclamación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *