Almassora lidera el plan provincial de subvenciones Next Generation para la gestión de residuos

Se trata de la primera petición del plan europeo con 550.000 euros y va a suponer la transformación del servicio en el año dos mil veinticuatro.

 

El Consistorio de Almassora lidera las subvenciones Next Generation en la provincia con los 552.742,55 euros concedidos por Plan de recuperación, transformación y resiliencia para la implantación del nuevo modelo de administración de residuos, conforme la resolución de la Conselleria de Transición Ecológica. Se trata de la primera línea de ayudas pedidas por el Ayuntamiento con cargo a ese plan europeo y va a suponer la transformación del sistema de recogida a corto y medio plazo.

La primera edila de Almassora, Merche Galí, ha felicitado a los servicios técnicos por la cooperación en la consecución de la mayor cuantía de fondos en la provincia, que dejará a la localidad prosperar con el sistema y abrir un canon a la empresa concesionaria del servicio en la licitación prevista para dos mil veinticuatro.

Es la primera actuación que presentamos a los fondos Next Generation y no podemos estar más satisfechos del resultado logrado, fruto de meses de trabajo entre los diferentes departamentos y la parte política.

Conforme ha señalado, Galí.

De este modo, el departamento de Medio Ambiente redactó una memoria con trabajos valorados en 1.846.956,13 euros. La concesión de esta subvención va a permitir la ejecución de la parte proporcional del proyecto y la cuantía sobrante va a quedar a cargo de la compañía que gane el concurso público de adjudicación del servicio.

Esta línea de ayudas va a estar dirigida a la adecuada separación de la fracción orgánica, que Almassora ejecuta a través del contenedor marrón y los compostadores en colegios, y a la implantación de los nuevos sistemas de recogida diferenciada en la totalidad de la población. El proyecto incluye veintiséis líneas de actuación, entre aquéllas que figuran los contenedores, automóviles especializados, cubos, bolsas compostables y novedosos sistemas de identificación de las personas usuarias que funcionan en ciertas urbes europeas.

El proyecto previsto por el Consistorio de Almassora incluye sistemas de identificación de usuario/a y pesaje en contenedores de biorresiduos y sistemas de identificación de usuario/a puerta por puerta de la orgánica. La iniciativa incorpora dieciséis unidades de cubos marrones de diez litros e igual número de rollos de bolsas compostables, además de cuarenta cubos comunitarios de ciento veinte litros para grandes productores de biorresiduos, como la hostelería, edificios públicos o residencias de mayores.

Entre las peculiaridades de la renovación del servicio de basuras figura asimismo una biotrituradora para la administración de los restos de poda y pulseras inteligentes para los operarios del servicio, como cubos de recogida puerta por puerta para las calles de Darremur, la Vila, Corell y Fátima.