Almassora mejora los servicios en la zona marítima

Almassora mejora los servicios en la zona marítima

El Ayuntamiento trabaja para garantizar que los 3.000 vecinos que viven todo el año en la zona de playa dispongan de prestaciones.

 

La mañana de este sábado, la alcaldesa de Almassora, María Tormo, en compañía del concejal de Servicios Públicos, José Martínez, y la concejala de Playas, Silvana Rovira, junto con otros miembros del equipo de gobierno, realizaron una visita de trabajo a toda la zona de la playa con el objetivo de llevar a cabo mejoras y reparaciones. La alcaldesa enfatizó la prioridad que tiene la playa para el gobierno municipal.

Tormo destacó que en el área litoral residen durante todo el año cerca de 3,000 vecinos que requieren servicios y prestaciones de calidad. Como respuesta a esta necesidad, se implementaron medidas, como el aumento de la presencia de la Policía Local durante los 365 días para garantizar la seguridad ciudadana, así como la apertura de una oficina de atención vecinal en el retén ubicado en el parque del Pitillo.

Adicionalmente, en la misma semana, se llevaron a cabo trabajos de despeje y desbroce en diversas parcelas entre los caminos Catalans y Om Blanc, correspondientes a ejecuciones subsidiarias destinadas a prevenir situaciones de riesgo frente a incendios. Esta acción respondió a una solicitud de los residentes en esa área.

Además, se han llevado a cabo mejoras en la señalización de diversos viales, y se está trabajando en la ampliación de distintos parques ubicados en el litoral. En relación a acciones de gran envergadura, es importante destacar que en los presupuestos de este año se ha asignado una partida en el capítulo de inversiones para dar inicio al proyecto de un espacio polifuncional en la playa. La alcaldesa especificó que la intención es proporcionar a los vecinos un lugar moderno y funcional para llevar a cabo diversas actividades.

Asimismo, en las cuentas de este ejercicio se contempla una suma de 28,534.43€ para el plan de infraestructuras y gestión urbanística, centrado en la apertura de un nuevo tramo de la avenida Mediterránea.

En estos momentos, se está finalizando el plan de explotación de playas con el objetivo de diseñar la oferta lúdica de cara al próximo verano. Se continuará apostando por ofrecer una agenda de actividades diseñada para todos los públicos.

Relacionados  En marcha el servicio de socorrismo 2023 en las playas de El Morrongo y La Caracola de Benicarló - Castellón

Almassora mejora los servicios en la zona marítima

Conversaciones con la Conselleria

Otra de las iniciativas contempladas en la agenda del equipo de gobierno de María Tormo es continuar solicitando a la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio la ejecución de un vial rápido de conexión. Esta medida tiene como objetivo agilizar los desplazamientos y mejorar la seguridad de los conductores. Además, se está colaborando estrechamente con la Conselleria para avanzar en la creación de un parque público en los terrenos que fueron adquiridos por el Ayuntamiento, situados junto al polígono industrial del Serralllo.

Igualmente, se tiene prevista la instalación de un punto limpio de proximidad en la playa, similar a los recientemente instalados en el casco urbano. Este punto limpio estará destinado a la disposición de residuos domésticos de tamaño pequeño y mediano que, en la actualidad, no pueden ser depositados en los contenedores de recogida separada de residuos ubicados en la vía pública. El objetivo es facilitar el reciclaje y evitar desplazamientos al ecoparque.

Regeneración

Es importante destacar también que el Ayuntamiento permanece muy atento al progreso del plan de regeneración de Pla de la Torre, tras haber concluido el plazo de exposición pública. En la actualidad, se está llevando a cabo toda la tramitación necesaria para la declaración de impacto medioambiental. Este proceso, según palabras de la alcaldesa, se espera que no se prolongue excesivamente en los despachos, ya que «nuestra playa no tiene tiempo que perder». En este sentido, también se hace un llamado al Gobierno central para que incluya en el presupuesto los 8,8 millones de euros estimados para llevar a cabo el proyecto y así frenar la regresión.