Almassora pedirá a la Confederación Hidrográfica del Júcar que arranque cañar en Santa Quiteria

El Ayuntamiento de Almassora solicitará a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) que ejecute en Santa Quitèria el mismo tratamiento que el llevado a cabo en el margen del río Millars hasta la semana pasada. La alcaldesa, Merche Galí, ha visitado esta zona junto al técnico de Sostenibilidad, José María Martínez, para comprobar el resultado de una intervención más amplia que la limpieza común, en tanto que incluye también la extracción del rizoma.

La actuación ejecutada en el margen izquierdo del río ha afectado a 6.680 metros cuadrados de superficie que la primera edil quiere ampliar hasta la zona del ermitorio. El objetivo pasa por mejorar la imagen de la zona, evitar posibles incendios y atajar la proliferación de una especie que se reproduce con facilidad. Así ha ocurrido con la limpieza en el margen del río a su paso por Almassora, que ha incluido la extracción del rizoma y el desbroce mecanizado con maquinaria pesada.

En este caso, la empresa encargada de los trabajos ha retirado los restos de desbroce y cargado y transportado los residuos al vertedero autorizado para dejar completamente limpia la zona. Una vez acometido el tratamiento, la senda del Millars ha recuperado la vista de les Reballadores desde este punto que hasta la fecha estaba cubierto de vegetación invasora. Las personas que se acerquen hasta el paraje pueden disfrutar ya de la senda, abierta al paso tras la retirada de la maquinaria pesada, y de las vistas hacia la desembocadura y hacia Santa Quitèria.

Es una de las pretensiones que sigue el equipo de gobierno en su voluntad de solicitar en breve a la Confederación que amplíe los trabajos río arriba, hasta la ermita, para garantizar la seguridad del mayor pulmón verde de Almassora. “Evitar los incendios y poner en valor este espacio de alto valor ecológico es uno de los objetivos de esta solicitud después de haber visto el gran trabajo realizado por la CHJ hasta el puente de la N-340”, según Merche Galí.

No en vano, la zona que ya está desbrozada será objeto de una nueva plantación de arbustos autóctonos. El departamento de Sostenibilidad ha contactado con la Generalitat Valenciana y el Ministerio de Medio Ambiente para solicitar especies que puedan crecer en todo el ámbito del cañar eliminado y así contribuir a la defensa del margen del río ante posibles crecidas, al tiempo que evita la reproducción de más cañas.

El consistorio ha realizado un llamamiento público a la conservación del entorno, al uso de las papeleras y contenedores del paraje y del ecoparque de Pla de Museros para mantener limpio el espacio protegido de Santa Quitèria. El departamento insta a todas las personas a utilizar también el servicio gratuito de recogida de restos de poda para garantizar el correcto tratamiento de estos desechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *