Almassora saca a licitación el alumbrado navideño para adelantar la campaña y favorecer al comercio local

Destina 36.000 euros a iluminación sostenible en el casco urbano y el distrito marítimo

El Ayuntamiento de Almassora ha sacado a licitación el servicio de suministro, montaje, desmontaje y mantenimiento de la iluminación de Navidad para avanzar el procedimiento y garantizar que los adornos navideños reactivan el comercio local coincidiendo con la feria de Sant Andreu, que se celebra a finales de noviembre. El contrato, valorado en 36.295,16 euros, es de un año con dos posibles prórrogas de un año cada una.

Tal como señala la alcaldesa, Merche Galí, en la memoria justificativa del proyecto, con la ornamentación de fin de año “se consigue colaborar con el comercio local ambientando las calles del municipio”. Con este objetivo, la iluminación navideña incluye las fiestas de diciembre, Año Nuevo y Reyes Magos “bajo criterios de sostenibilidad, implantación de nuevas tecnologías de menor consumo energético y alto valor estético” y en esta ocasión se adelanta a la feria medieval para contribuir a la reactivación económica y atenuar los efectos de la crisis del coronavirus.

El Ayuntamiento considera primordial la variedad de los efectos decorativos y artísticos en las iluminaciones festivas, siempre en función de su idoneidad respecto al entorno y a los soportes de los juegos luminosos. Por ello, las empresas que concursen deberán presentar una memoria con la propuesta con los elementos a colocar cada año, que deberán atender “a los criterios de atractivo, potencia instalada, impacto ambiental, coste económico”, entre otros.

En cualquier caso, los materiales a instalar para realizar la iluminación navideña serán elementos no contaminantes, respetuosos con el medio ambiente, eficientes y de bajo consumo, como leds, hilo luminoso o cualquier otro elemento similar que cumpla dichas características. En cuanto a la instalación en árboles, el consistorio tendrán particularmente en cuenta las soluciones cuya potencia luminosa y generación de calor no afecten en absoluto a la vitalidad orgánica de las plantas. En todo caso, considerará los efectos de mayor perspectiva visual.

Según el pliego técnico, los elementos deberán estar instalados antes del 20 de noviembre para poder realizar el encendido en la feria de Sant Andreu. El desmontaje comenzará el 7 de enero para que todas las instalaciones estén retiradas el 20 de enero. Para cumplir los objetivos marcados, el Ayuntamiento obligará a la empresa adjudicataria a presentar un plan de montaje y desmontaje antes del 1 de septiembre. Una vez aprobado, la mercantil y la Policía Local se coordinarán para minimizar el impacto sobre el tráfico.

La iluminación afectará a las entradas a Almassora por calle l’Alcora, avenida Castellón, plaza Todos los Santos y avenida Generalitat. El resto de la ornamentación se distribuirá por José Ortiz, 9 d’Octubre, calle Santa Quitèria, Constitución Española, San Luis, San Fernando, Trinidad, Boqueras, Joaquín Gallego, San Joaquín, San Vicente y las plazas Fátima, Santa Isabel,  Botanic Calduch, Corell, Pere Cornell, Mayor, de la Iglesia, Roser del Mar, Pitillo y Tramuntana. También quedarán adornados los edificios municipales: Ayuntamiento, Ca la Vila,  Carabineros, Servicios Sociales y centros sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *