Almassora saca a licitación el bar del campo Pesudo para cuatro años

Los interesados podrán presentar ofertas por 4.000 euros/temporada hasta el 4 de octubre

El departamento de Contratación del Ayuntamiento de Almassora ha sacado a licitación el bar del campo de fútbol José Manuel Pesudo para los próximos cuatro años. Las personas interesadas podrán presentar sus ofertas en el Servicio de Información y Atención Ciudadana (SIAC), planta baja del consistorio, hasta el lunes 4 de octubre a las 14 horas. El Ayuntamiento ha licitado esta infraestructura por un valor mínimo de 4.000 euros cada una de las cuatro temporadas.

El objetivo del consistorio es continuar ofreciendo este servicio de cafetería a los usuarios de la instalación deportiva, tanto espectadores, acompañantes como futbolistas, igual que los nueve años anteriores desde la construcción del recinto por parte del alumnado de la Escuela Taller. El Ayuntamiento tendrá dos variables en cuenta para el procedimiento de contratación: el precio ofertado por un lado y el mobiliario, enseres aportados y prestación del servicio por otro lado.

Cabe destacar que el servicio de cafetería en este recinto partirá de un precio base de 4.000 euros por temporada mejorable al alza por los licitadores. La empresa hostelera vencedora de la subasta deberá abonar la totalidad de la concesión durante la firma del documento administrativo de formalización del contrato. Además, el bar estará abierto al público mientras la instalación deportiva permanezca abierta, tanto en entrenamientos entre semana como en competiciones los fines de semana.

De este modo, el consistorio pone a disposición del vencedor de la subasta la instalación con servicio de agua y electricidad incluidos dentro del canon. A su vez, el adjudicatario deberá dotar al establecimiento de los servicios mínimos para la actividad de cafetería y bar: maquinaria de barra con cafetera y botellero, elementos de cocina como nevera y termo, mobiliario en el interior con cuatro taburetes, mínimo de seis mesas y sus correspondientes sillas en el exterior y enseres como cubertería o vajilla.

La actividad de la cafetería consistirá en dispensar bebidas, refrescos, bocadillos y tapas de elaboración propia, así como la venta de productos alimenticios envasados como rosquilletas, papas, etc. La instalación únicamente podrá ofrecer sus servicios cuando el campo de fútbol municipal permanezca abierto. Además, la empresa deberá mantener en perfectas condiciones higiénicas tanto la zona interior como la exterior del recinto.

Por último, la alcaldesa de Almassora, Merche Galí, ha declarado que “es una buena oportunidad para cualquier empresa hostelera de Almassora o autónomos que persigan estabilidad laboral durante cuatro años”. “Queremos que durante el mes de noviembre ya esté en marcha este servicio de cafetería en una instalación deportiva con tantos usuarios y acompañantes”, ha continuado la primera edil.