Almassora sancionará fiestas alternativas al Roser para garantizar la salud pública

Un bando de Alcaldía avisa de multas ante botellones y reuniones multitudinarias

La alcaldesa de Almassora, Merche Galí, ha emitido hoy un bando para avisar de la prohibición de celebrar cualquier fiesta alternativa a la semana grande en honor a la Mare de Déu del Roser, que debería comenzar mañana, y la imposición de las pertinentes sanciones. Galí ha recordado que el Ayuntamiento no autoriza la realización de ningún tipo de celebración en el interior de casales, collas y peñas para garantizar la salud pública durante esta semana.

“Hemos tenido que tomar decisiones difíciles como la cancelación de las fiestas de la Mare de Déu del Roser, pero el cuidado de la salud debe ser un objetivo común y compartido de toda la ciudadanía”, señala el texto. El mismo hace referencia al bienestar del vecindario como “prioridad” del Ayuntamiento de Almassora en estos momentos de dificultad a nivel mundial a causa de la pandemia de coronavirus.

“Por todo ello os recuerdo que están terminantemente prohibidas las reuniones de más de 10 personas, tanto en la vía pública como en el interior de los edificios”, al igual que la celebración de botellones en las plazas y parques públicos. Todas estas acciones serán sancionadas de acuerdo con la legislación vigente. No obstante, la primera edil apela a la responsabilidad individual para “protegernos y proteger a los demás”.

En el texto publicado hoy, Galí hace referencia al deseo de todo el municipio de recobrar la normalidad y honrar a la patrona de Almassora como es costumbre, “pero ahora no podemos bajar la guardia”. Por ello aprovecha para recordar a la población la necesidad de utilizar mascarillas, guardar la distancia de seguridad y lavarse las manos con frecuencia para frenar el avance de la pandemia.

Comercio local

Al respecto de la actividad comercial, una resolución de Alcaldía permitirá a los comercios locales abrir con normalidad el próximo jueves 8 pese a la declaración de festivo local tras la suspensión del día de Santa Quitèria. El texto recuerda que, a raíz de la actual crisis sanitaria, el Ayuntamiento de Almassora acordó el 21 de abril trasladar el festivo local del 22 de mayo inicial al 8 de octubre, fecha en la que no se contempla la organización de actos ni actuaciones de carácter festivo.

Por ello, dada la ausencia de actos y actividades festivas a celebrar el mencionado 8 de octubre y atendiendo a que el 9 es un día festivo no habilitado para la apertura comercial, la Alcaldía permitirá la actividad en los negocios privados el 8 de octubre en el término municipal de Almassora.

Deja un comentario