Almassora tendrá la pantalla acústica para proteger a los vecinos de las molestias de «El Serrallo»

Se ha emitido un informe a favor de la pantalla acústica por parte del Consell. El convenio permitirá situar un bloque en los terrenos municipales.

 

La alcaldesa de Almassora, Merche Galí, y la concejala de Territorio, Carmina Martinavarro, se han reunido esta semana con el director general de Calidad Ambiental de la Conselleria de Transición Ecológica, Joan Piquer, para avanzar en el proyecto de la pantalla acústica que resguardará al vecindario de la playa de Almassora de las molestias del polígono El Serrallo, en el término municipal de Castelló, y que la Conselleria determine la mejor opción alternativa técnica para disminuir al mínimo esas molestias.

A lo largo de la asamblea con el departamento autonómico, este ha indicado que busca ya la fórmula jurídica para desarrollar el proyecto de pantalla con un informe técnico que pruebe su aptitud. De esta manera, los especialistas del gabinete autonómico corroborarán que el bloque que se levantará en los terrenos que comprados por el Consistorio de Almassora es perfecto para frenar los ruidos en el circuito industrial.

Un pacto entre Conselleria y consistorio desbloqueará una circunstancia que jamás ya antes se ha producido a pesar de la convivencia desde hace décadas entre la actividad industrial y el vecindario: una solución ubicada en el término municipal de Almassora para disminuir al mínimo las molestias ocasionadas en Castelló.

Las dos partes han trasladado su voluntad de cooperar en este acuerdo para la consecución de esta actuación lo antes posible. Almassora empezó el proceso con la tasación de los terrenos de propiedad privada y la firma de compraventa con los diferentes dueños del suelo para poder ceder el conjunto de la franja de suelo para la ejecución de esa barrera de estruendos y asimismo de olores.

De esta forma, la pantalla se transformará en un factor más de las medidas correctoras implantadas para frenar las molestias. El medidor de partículas en la zona de Almassora, la revisión de las declaraciones de impacto ambiental de las empresas, la revisión del plan acústico municipal y las mediciones de ruidos encargadas desde el ayuntamiento están dirigidas cara exactamente el mismo objetivo.