Almassora traza las bases del futuro polifuncional

El plan de ordenación del solar de la piscina avanza el proyecto en accesos, usos y gestión

El Ayuntamiento de Almassora, que encargó en 2020 el Plan de Ordenación del solar de la Piscina Cubierta Municipal, trabaja en el futuro recinto polifuncional que ocupará ese espacio ubicado junto a la avenida Generalitat. El estudio de A-quatre Arquitectura Técnica SL, valorado en 15.246 euros, define la integración del nuevo edificio en la explanada, la unificación del área de administración compartida con la piscina, la gestión de accesos y la ejecución de la obra por fases, entre otros aspectos.

El trabajo realizado por la firma abunda en los usos del pabellón, en tanto que será polifuncional, y también en la ordenación de las nuevas instalaciones y ampliación de las existentes atendiendo a las necesidades actuales y futuras. Entre los objetivos de este estudio figura la gestión del recinto para minimizar los costes, maximizar los usos y ofrecer respuesta a los retos que plantea un gran complejo deportivo que se convertirá en el eje del deporte municipal.

Este hecho se traduce en que pese al incremento de las instalaciones, este crecimiento se produzca de forma ordenada y mediante una gestión sostenible. Para ello es fundamental centralizar el control de los accesos, el tránsito de las personas usuarias (deportistas, público y acompañantes) y la simultaneidad de los usos para el deporte federado y el abonado o cursillista.

“Esas líneas básicas son el punto de partida para redactar un proyecto que dará respuesta para los próximos 30 ó 40 años”, ha indicado el concejal de Deportes, Sergio Gómez. De hecho, la complejidad del proyecto viene recogida en este primer estudio, que aboga por una construcción por fases para poder ir ejecutando de forma progresiva sin que se produzca el cierre de las instalaciones ya existentes.

Abunda también de forma exhaustiva en la seguridad del polifuncional, en concreto en la distribución de las entradas y salidas de emergencia del edificio, en tanto que en el futuro albergará eventos multitudinarios como conciertos y espectáculos, al margen de citas deportivas.

La empresa encargada del estudio acumula experiencia en otros proyectos de instalaciones deportivas como el de la ciudad de Valencia, el complejo Virgen del Val (Madrid), el complejo deportivo SUMA de Castelló, el polideportivo Patraix de Valencia y las obras del campo de fútbol de Quart de Poblet, la rehabilitación de la piscina de Cheste, el anteproyecto del pabellón de Gandía o la pista de atletismo de Sagunto.

Deja un comentario