Alzira 2 – Servigroup Peñíscola Globeenergy 1

La falta de acierto condena al Servigroup Peñíscola Globeenergy en Alzira

Los del Baix Maestrat volvieron a caer fuera de casa, donde acumulan tres derrotas seguidas, y regresaron de vacío de su visita a Alzira, en el primer derbi regional valenciano de la temporada. El conjunto de la Ciudad en el Mar dispuso de varias ocasiones claras de gol en el tramo final de partido, pero se topó con un gran Maseres. El portero local, de tan solo 16 años, y titular por las bajas de los dos porteros del primer equipo del Alzira, fue el gran protagonista del choque con sus intervenciones, que evitaron una y otra vez el gol peñiscolano.

El Peñíscola buscó desde inicio la portería de los valencianos y Paniagua y Rubén Orzáez pusieron a prueba a Maseres desde el minuto 1. Sin embargo, Alzira respondió y tuvo un mayor control del partido en los minutos siguientes. Coro se vio obligado a intervenir en varias ocasiones de los locales, muy intensos y con una presión muy alta. El marcador estuvo a punto de estrenarlo Carles en el 12 con un disparo al palo que no entró por poco. Al minuto siguiente, Alzira hizo lo propio y Rafa Ara la mandó al larguero tras una jugada de Gon por banda.

Al final, el primer gol llegó en una jugada a balón parado y Rubi lograba batir a Coro con un disparo de falta directa. El Peñíscola logró responder en los minutos siguientes, creando peligro con Luciano Gauna, que reaparecía tras su lesión y se estrenaba en la presente temporada. Tras un primer aviso que desvió Maseres, Paniagua anotaba el 1-1 de potente disparo con la izquierda.

No obstante, un minuto después, Parreño marcaba el 2-1 tras aprovechar un rechace de Coro en un fallo defensivo del Peñíscola, que volvía a verse obligado a remar en contra. Ya en el segundo tiempo empezó el monólogo peñiscolano de ocasiones y también el recital de paradas del portero Maseres. Al Peñíscola, sin embargo, le costaba tener continuidad en el juego de ataque; el partido perdió ritmo y tuvo muchas interrupciones y con ello se consumieron casi diez minutos de segunda parte.

En ese tramo final, el Peñíscola ya fue claro dominador, encerrando al Alzira en su área, pero una y otra vez surgió la figura de Maseres, crecido por la situación, con la afición local volcada. Iván Rumbo gozó de una ocasión muy clara en el 32, pero la mandó fuera con todo a favor para marcar, mientras que Carles Saladié tuvo otro tiro al palo en el 36. En los últimos minutos, se intentó con el portero-jugador, pero Maseres lo paró todo, salvando a su equipo y dejando los tres puntos en casa.

El Peñíscola cae de nuevo a domicilio, donde solo ha sumado tres puntos de 12 posibles, ya que solo logró sumar y puntuar en la Jornada 1 en Leganés. Con la derrota, los de Santi Valladares bajan a la cuarta posición con 12 puntos, a uno del segundo, Bisontes Castellón, y a siete del líder, el Noia. El próximo sábado visitará el Municipal el Ceutí, sexto con 11 puntos.

Por el Servigroup Peñíscola Globeenergy jugaron: Coro, Plaza, Orzáez, Paniagua, Rumbo; cinco inicial; Igor, Bueno, Elías, Carles Saladié, Rahali y Luciano Gauna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *