Apoyo económico del Consistorio de Vila-real al nuevo Pati de Cáritas

Vila-real redobla esfuerzos en la atención a personas sin hogar con un convenio de 100.000 euros para 2023.

 

El primer edil de Vila-real, José Benlloch, se ha reunido con el nuevo director de Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón, Francisco Mir, y con el delegado episcopal en Cáritas Diocesana y párroco de los Santos Evangelistas de Vila-real, Sergio Mendoza, con el fin de tratar el estado de los trabajos de la nueva casa de acogida San Pascual El Pati, que la entidad y el obispado construyen en Vila-real para posibilitar la integración de aquellas personas que su situación actual pasa por la consideración de «sin hogar», con la colaboración del Consistorio.

En la citada asamblea, han participado asimismo el ex director de Cáritas, Juan Manuel Aragonés, el nuevo director de Cáritas Interparroquial de Vila-real, Enrique Cortés, y la ex directora, Carmen Miralles, junto a la edila de Servicios Sociales, Silvia Gómez.

Incluso con las graves dificultades que atravesamos en el Consistorio de Vila- real, consecuencia de la gestión de las crisis de la herencia del pasado sumadas al impacto de la covid-19 y, en este presente, el impacto de la guerra rusa contra Ucrania, tenemos muy claro que nuestra prioridad son las personas y, por eso, con un enorme esfuerzo, hemos podido concluir el año 2022 con el convenio para la construcción del nuevo albergue El Pati íntegramente liquidado.

Insiste el primer edil, Benlloch. En concreto, el Consistorio de Vila-real ha participado en la construcción de la nueva casa de acogida con un convenio de 300.000 euros, de los cuales los primeros 100.000 euros ya se abonaron el anterior ejercicio.

Se trata de un proyecto fundamental para esta nueva Vila-real del siglo XXI más solidaria e inclusiva que construimos entre todos.

Destaca Benlloch.

Aunque con la construcción de la casa de acogida no es bastante; hay que ponerla en marcha y hay que mantenerla. Y el Consistorio de Vila-real estará ahí de nuevo, ayudando y colaborando para que las personas que viven esta situación de encontrarse sin hogar puedan tener la atención que necesitan.

Conforme concreta el alcalde.

Con esta meta, en la reunión mantenida con la dirección de Cáritas, Benlloch les ha trasladado la intención del Ayuntamiento de acrecentar el convenio anual del programa de atención a transeúntes hasta prácticamente duplicarlo, para poder acudir a las necesidades de mantenimiento de un centro de las características y envergadura del nuevo Pati a partir de su próxima inauguración, a finales de marzo, y la puesta en marcha que está prevista a partir del mes de junio, tal y como avanzaron sus responsables.

De este modo, ante el convenio habitual del programa de transeúntes, de 52.624 euros, la intención de Benlloch es incluir en el nuevo presupuesto una cantidad de 100.000 euros destinados a este cometido.

La nueva casa de acogida San Pascual El Pati de Cáritas tendrá dieciocho habitaciones y capacidad para 36 personas, incluirá salas polivalentes y diferentes recursos para la óptima atención y la integración de las personas sin hogar. Un proyecto muy ambicioso que costará asimismo mucho de mantener. Conscientes del importante coste que supondrá mantener este proyecto, vamos a redoblar esfuerzos con 100.000 euros en este primer año para ayudar a su puesta en funcionamiento y mantenimiento.

Asevera el alcalde, José Benlloch.

Estos 100.000 posibilitan la puesta en funcionamiento del albergue medio año, aunque si, una vez en funcionamiento, observamos a mitad del año que es necesaria una mayor aportación, el Consistorio va a estar ahí, pues las personas y en especial las que se encuentran en situación de vulnerabilidad son nuestra prioridad”, detalla Benlloch.

Igualmente, el primer edil ha trasladado a los responsables de Cáritas su compromiso de “volver a incrementar la aportación en el año 2024 y buscar fórmulas de colaboración que posibiliten el garante con respecto al mantenimiento a más largo plazo de este recurso fundamental en una Vila-real que desea avanzar sin dejar a nadie atrás”, concluye el primer edil, José Benlloch, quien ha animado a empresas, otras instituciones y a la ciudadanía a colaborar “para hacer viable un proyecto tan importante para nuestra ciudad”.