Aprobado el proyecto de instalación geotérmica para la Piscina Municipal de Burriana

La instalación del sistema geotérmico va a suponer un notable ahorro económico y energético.

 

La Junta de Gobierno Local de Burriana ha aprobado el proyecto de instalación geotérmica para la Piscina Municipal presentado por Itecon Ingeniería y Construcción SL, con un presupuesto base de licitación de doscientos setenta y siete mil ochocientos cincuenta y un euros, que incorpora el pertinente estudio de seguridad y salud y estudio de administración de residuos.

Las obras de la instalación van a ser cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del Programa Operativo de Desarrollo Sostenible y, conforme ha manifestado la primera edila de Borriana, Maria Josep Safont,

Va a suponer esencialmente un ahorro energético global de la instalación, durabilidad y calidad suficientes, y un uso seguro de la instalación.

El sistema geotérmico va a asegurar, ha indicado, “una eficacia excelente a lo largo de todo el año desde el aprovechamiento de la energía geotérmica de bajísima temperatura para climatizar el centro deportivo y debido a que el terreno es un foco de intercambio estable”.

Con la instalación del sistema geotérmico, ha asegurado, se logrará “un notable ahorro, tanto económico como energético, pues es el sistema de climatización que menos energía consume” y, al tiempo, “un ahorro de emisiones de CO ₂ de 151.384,75 kgCO2 al año”, ha precisado Safont.

La busca de la eficacia energética de equipos y el consumo responsable en las instalaciones municipales con la meta del desarrollo energético sustentable es la meta para la primera edila, quien ha indicado que los inconvenientes energéticos actuales “pueden verse mitigados a través de la aplicación de medidas de ahorro, como en un caso así, con un esencial ahorro energético”.

El cálculo de la potencia térmica a poner en la instalación geotérmica va a ser de cien kW y va a ser capaz de cubrir la demanda base de calentamiento del vaso de la piscina. La pretensión es instalar paralelamente a la caldera actual de gas natural una bomba de calor geotérmica acoplada a un sistema de sondas con tecnología DCL para la evaporación y condensación de la instalación.

Así, ha puntualizado Safont, la bomba de calor geotérmica va a ser la encargada de proveer la demanda base del agua de calentamiento del vaso de la piscina y en instantes puntuales se activará la caldera.

Entre las primordiales posibilidades del tipo medioambiental de este sistema, ha señalado que no produce CO ₂ directamente, ya que no interviene ninguna combustión, no se precisan chimeneas para la evacuación de humos y no existe la posibilidad de polución epidemiológica como la legionela.

Asimismo ha señalado entre las ventajas, en lo referente al nivel sonoro, la ausencia de ruidos exteriores y, a nivel de desempeño, que al no depender de la temperatura exterior el sistema es muy eficaz técnicamente con un alto desempeño.